¿Desgravará este año mi hipoteca?

Con este primer contenido damos la bienvenida al equipo de colaboradores de iAhorro.com a Mireia Quirós Medina, Licenciada en Administración y Dirección de Empresas, además de haber realizado el Programa Superior en Dirección Financiera y Control en la IL3 Universitat de Barcelona. Por otra parte Mireia Quirós tiene una profunda experiencia en el negocio de los comparadores financieros en general y del contenido económico en particular, que sin duda será de gran ayuda para todos los usuarios de nuestro comparador de bancos.

Desgravación de los préstamos hipotecarios en el IRPF de 2011

Después de que el Gobierno de Zapatero a finales de 2010 modificase la normativa de la deducción por vivienda habitual, limitando o anulando el este derecho de deducción en función de la renta a las personas que compraran a partir del 1 de enero de 2011, el Gobierno de Rajoy vuelve a la normativa anterior, eliminando las limitación según ingresos.

¿Qué significa esto?

El Gobierno actual vuelve a aplicar el derecho de deducción por vivienda habitual a todas las personas independiente del nivel de renta y con carácter retroactivo. Es decir, las personas que adquirieron la vivienda a partir del 1 de enero de 2011, igual que el resto de hipotecados, pueden permitirse la deducción olvidando la modificación del anterior Gobierno de Zapatero.

¿Cuándo y cuánto desgrava mi hipoteca?

La normativa dice que sólo se puede desgravar la hipoteca en el caso de adquisición, construcción o reforma de la vivienda habitual. En los casos que la hipoteca o parte de la hipoteca tenga un fin diferente no se podrá aplicar la deducción o no el 100% (se prorrateará en función de la parte que financia la vivienda habitual).

Para saber cuanto podemos deducirnos, debemos sumar el importe de las cuotas hipotecaría que se pagaron durante el año para el que calculamos el IRPF. Si esta suma no supera los 9.040 euros se aplicará el 15% sobre el total sumado. Si superase dicha cifra el 15% se calculará sobre los 9.040 euros, que es el máximo deducible aplicado por ley. El valor obtenido al aplicar el 15% es lo que nos deduciremos en nuestra declaración de la renta.

Ejemplo práctico de deducción de la hipoteca

Para que se entienda mejor lo expuesto vamos a realizar un caso práctico.

Supongamos que durante el 2011 pagamos mensualmente una cuota de 500 euros de una hipoteca destinada a la adquisición de una vivienda. Al finalizar el año habremos destinado 6.000 euros al pago de la hipoteca. Como la cifra es menor a 9.040 euros, aplicamos el 15% sobre los 6.000 euros, de forma que nos podremos deducir 900 euros.

Si la cuota fuera de 900 euros mensuales, al final del año habríamos destinado 10.800 euros al pago de la hipoteca. Como supera el tope marcado por la ley, sólo podríamos deducirnos el 15% sobre 9.040 euros, con lo que nos deduciriamos 1.356 euros.

Se trata de un beneficio fiscal muy importante para muchas familias españolas, por lo que ha sido un alivio que el nuevo Gobierno volviera a permitir la deducción a todos los hipotecados.


TE PUEDE INTERESAR

Etiquetas: hipotecas
Temas: Colaboradores
Colaborador de iAhorro

Pregunta a nuestros expertos

HIPOTECAS
Publicidad
Escucha los Podcast de iAhorro