19 mayo 2017

Se trata de una ayuda pública que habrá que contemplar a la hora de hacer la declaración de la renta. El Plan PIVE (Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente) se creó para fomentar la compra de vehículos que renovaran el parque móvil de España, que tiene una antigüedad media de 11,7 años según los datos de Anfac. Consiste en una ayuda económica para la adquisición de vehículos.

Tras 8 ediciones desaparece pero que quienes se hayan beneficiado de ella durante el ejercicio fiscal del 2016 tendrán que tener muy en cuenta. Es importante saberlo porque no se trata de recibir la ayuda y olvidarnos, sino que tendrá repercusión en nuestra declaración de la renta.

¿Cómo lo incluyo en la declaración?

En definitiva, el Plan PIVE no deja de ser un recurso económico que nos facilita el Estado. Tiene tratamiento de subvención y por lo tanto es considerado como una ganancia patrimonial.

¿Esto qué significa? Que esta ayuda deberá ser incluida en nuestra declaración de IRPF y deberá aparecer como una ganancia imputable no derivada de una transmisión patrimonial. Es importante destacar que del total de la ayuda del Plan PIVE, la mitad lo aporta el Estado y la otra mitad el concesionario, por lo que el contribuyente deberá tributar por aquella parte que aporta el Estado, por ejemplo, la ayuda máxima es de 1.500€, pues el contribuyente deberá declarar en base a esos 750€ que son los que aporta el Estado.

La cantidad a declarar puede variar en función de la renta del declarante, es decir, según el tramo de ingresos en los que se mueva el contribuyente. Habrá que prestar especial atención a los casos en los que se es familia numerosa o si existe algún miembro con discapacidad ya que la cuantía de la ayuda del Plan PIVE se duplica y por lo tanto habrá que consignarla aunque la el porcentaje en la escala de gravamen sea el mismo.

Lo percibido por el Plan PIVE concretamente deberá aparecer en el apartado “Otras ganancias y pérdidas patrimoniales que no derivan de la transmisión de elementos patrimoniales” de la declaración del IRPF. Y tendrá que ser incluida en la casilla 269.

¿Hay que declarar el Plan PIVE obligatoriamente?

El primer paso es constatar si estamos entre los supuestos en los que hay que presentar la declaración de la renta o no. Si por ingresos estamos entre los supuestos que nos eximen de presentar la declaración, habrá que saber que la ayuda del Plan PIVE habrá que declararla de forma obligatoria siempre que el importe de esta ayuda sea mayor a 1.000€.

Pero existe una excepción a esta norma y es cuando la ayuda del Plan PIVE haya sido el único ingreso que el contribuyente haya percibido en el ejercicio fiscal. En este caso no deberá presentar la declaración y por lo tanto no declarar el Plan PIVE.

Pregunta a nuestros expertos

Publicidad
Escucha los Podcast de iAhorro
Publicidad

Artículos por tema