Tu dinero sólo tiene un dueño... tú, no el banco
Ver todas las cuentas

Mejores cuentas corrientes y no tan corrientes

El primer producto que un cliente ha de contratar con un banco para operar es la cuenta corriente. Es el contrato que nos vincula con la entidad financiera y en el que asociamos el resto de productos, sea el pago de un préstamo hipotecario o el abono de los intereses de un depósito a plazo. Hay que empezar bien esta relación, negociando cuentas sin comisiones y con la mayoría de ventajas posibles (devolución de un porcentaje de los recibos domiciliados, regalos por la permanencia de la nómina, rentabilidad por los saldos a la vista, depósitos o créditos a tipos preferenciales, una plataforma online que te permita operar sin ir a la oficina, transferencias y tarjetas gratuitas, etc). Los mejores bancos ofrecen las mejores cuentas, clave para captar clientes fieles. Básicamente, el banco se compromete a abonar y adeudar pagos y demás operaciones (compras con tarjeta, ingreso y pago de cheques, transferencias, cobro de dividendos o domiciliaciones de nómina y recibos), mientras haya saldo en la cuenta, además de remitirnos de forma periódica un extracto de las operaciones (servicio de caja y contabilidad). La entidad financiera puede concedernos un descubierto en cuenta en un determinado momento, adeudándonos cantidades por encima del saldo disponible. Esta operación suele implicar una comisión por descubierto y el devengo de intereses de demora.

Además de las cuentas corrientes clásicas, hay un tipo que paga intereses por los saldos en cuenta: las cuentas remuneradas, que nos permitirán obtener rentabilidad con total liquidez. Analiza las diferentes variantes que ofrece el mercado, desde las plenamente operativas a las que no permiten domiciliar recibos, para contratar la mejor para nuestros ahorros del día a día. Las cuentas nómina son cuentas corrientes con importantes ventajas por domiciliar nuestra nómina, pensión o ingresos recurrentes. Desde descuentos por domiciliar recibos domésticos, pasando por la exención de las comisiones de servicios, regalos (retribución en especie a cambio de una permanencia, habitualmente) y, en algunos casos, abono de intereses por los saldos a la vista (estaríamos hablando de una cuenta nómina remunerada).

Hay multitud de cuentas corrientes, mejores según cada clientes y sus necesidades. Encuentra la mejor cuenta bancaria con la ayuda de nuestras herramientas de análisis comparativo y expertos de iAhorro.com e inicia con buen pié la relación con la entidad financiera.

Las 5 mejores cuentas bancarias del momento

Publicidad

Consulta a nuestro experto

Una ventana abierta para responder a todas tus preguntas

Alertas iAhorro

Crea gratis tus propias alertas y te mantendremos al día con la información que necesitas

Crea gratis tus propias alertas y te mantendremos al día con la información que necesitas