8 junio 2012

Visto lo visto, según los últimos datos que arroja el Banco de España, en el mes de abril han salido depósitos de España por importe superior a los 30.000 millones de euros, la segunda mayor salida mensual desde que entramos en el euro y en lo que va de año se situan cerca de los 100.000 millones de euros.

Cuentas en el extranjero

Cierto es que mucho se debe a la huída de depósitos y capital de inversores extranjeros que ven alto riesgo en nuestro país y cambian sus fondos de destino en busca de una mayor tranquilidad. Pero también se puede decir que no toda esa salida de dinero se debe a factores externos o gente de fuera, y es que seguro que entre esta fuga de depósitos y dinero de España hay españoles que han optado por abrir una cuenta en el extranjero para sacar su dinero del país. Veamos a continuación cómo abrir una cuenta en el extranjero.

Y es que con las nuevas tecnologías, algo que no hace mucho resultaba francamente difícil y con la necesidad de desplazarse al país donde se quería aperturar la cuenta, ahora se nos antoja asequible a cualquier usuario de Internet con mínimos conocimientos bancarios y que tenga un rato de tiempo libre.

También contribuye ¡a esto la existencia de muchas entidades financieras españolas que poseen sucursales abiertas en ciudades fuera de España, con lo cual la cosa resulta ser menos complicada que antaño para contratar una cuenta en el extranjero.

Otras entidades no poseen sucursales propiamente dichas pero sin son delegaciones u oficinas administrativas a través de las cuales se pueden realizar los trámites para aperturar una cuenta en esa ciudad fuera de España.

Para ello el primer paso, como no podía ser de otra forma, es manifestar la intención a la entidad financiera en la que quieres contratar una cuenta. Tras esto, el banco en el que has decidido aperturar una cuenta y que así se lo has comunicado, te remitirá a tu domicilio los formularios e impresos necesarios rellenar así como un listado de documentos que el solicitante debe añadir en el sobre a devolver a la entidad para poder contratar la cuenta bancaria.

Suele ser una respuesta por parte de la entidad bastante rápida (máximo de 20 días en casos extremos).

Confirmada la recepción de la información solicitada y por lo tanto la posterior apertura de la cuenta en el extranjero, la entidad comunicará al cliente cual es su número de cuenta para que este pueda realizar una transferencia con el dinero con el que quiere aperturar la cuenta.

Cuentas en el extranjero

Aquí influye de forma importante la moneda del país donde se apertura la cuenta, ya que si es un país extranjero pero con el euro como moneda, la transferencia es igual que si se realizase a cualquier punto de España. Pero si por lo contrario se realiza en una moneda diferente al euro, deberemos de convertir primeramente nuestro dinero a la moneda o divisa en la que se contabilizará la cuenta abierta en otro país, siendo considerada por las entidades españolas como una operación de comercio exterior, con las particularidades que esto conlleva.

La figura del IBAN como número de la cuenta, sustituye al conocido en las cuentas nacionales como C.C.C., a la vez que para la realización de la transferencia existe la figura del swift que es una forma de confirmar que el traspaso de dinero entre las entidades se ha realizado.

Abierta la cuenta en el extranjero, podemos usarla de la forma que consideremos y según sea la modalidad de cuenta abierta. Pero no dejará de ser en ese momento una cuenta corriente, con lo cual se podrá solicitar una tarjeta vinculada a esa cuenta, talonario de cheques y cualquier otro producto o servicio que se pueda vincular al día a día de los titulares de la entidad. Los formularios e impresos para la contratación de cualquiera de estos productos o servicios seguirá un proceso similar al de la apertura de la cuenta.

Para pasar cuentas en el extranjero a depósitos es también una proceso sencillo ya que se puede realizar mediante la realización de transferencias o giros a través de los bancos.

A partir de ese momento, la relación cliente-entidad financiera seguirá por Internet o por correo postal. En caso de cualquier duda o inconveniente, la entidad le indicará a través de qué medios podrá ponerse en contacto.

Además de toda esta operativa contamos con que entidades extranjeras poseen oficinas abiertas en España. Con lo cual, aquí sí, con una visita a la entidad financiera podemos plantearles de nuestra opción de querer contratar una cuenta en el extranjero.

Cuentas destacadas en España

Busca la mejor cuenta

Especialista en finanzas personales

Especialista en finanzas personales. Analista de productos financieros.

Publicidad
Alertas iAhorro

Crea gratis tus propias alertas y te mantendremos al día con la información que necesitas

Crear alerta