6 julio 2012

Antes de definir lo que es calcular los intereses de un plazo fijo, lo suyo será definir lo que se entiende genéricamente como un plazo fijo.

Depósito a plazo fijo o imposición a plazo fijo, como son coloquialmente conocidos en el mercado por los ciudadanos de la calle, hacen referencia a la cesión de los ahorros por parte del cliente (ahorrador) o una determinada cuantía de dinero a una entidad financiera, durante un determinado período de tiempo que es lo que se conoce como plazo fijo, pasado el cual se le devolverá al cliente el dinero inicialmente ‘prestado’ a la entidad.

Depósitos

A cambio de esto la entidad se compromete a devolver el dinero llegado el plazo estipulado inicialmente y al pago de una remuneración por la cesión de los ahorros del cliente durante ese período de tiempo, por lo cual se le paga a un tipo de interés determinado que es el que se utiliza  para calcular el interés del plazo fijo, rentabilidad que variará en función de la forma de pago que se haya acordado por ambas partes, pudiendo o no coincidir tipo de interés nominal pactado (TIN) con la rentabilidad obtenida por parte del cliente (TAE).

Por lo tanto se deben de cumplir una serie de premisas:

  • Cliente ceda su dinero al banco durante un plazo de tiempo determinado.
  • Pasado este se le devolverá el cliente.
  • Esta cesión tendrá una remuneración que es lo que se conoce como interese de un plazo fijo.

Estos intereses podrán ser a su vez a tipo fijo o a tipo variable. Es decir, calcular los intereses de un plazo fijo a tipo de interés fijo es muy sencillo, ya que se aplica la famosa fórmula del ‘carrete’, es decir, CxRxT, siendo C el capital depositado o prestado a la entidad financiera, R el tipo de interés nominal pactado y T el tiempo en unidades que se pacta dicha cesión. Lo que el cliente va a cobrar en concepto de intereses es conocido ya por él a la firma del plazo fijo.  En el caso de calcular los tipos de interés referenciados a variable, por ejemplo que se remuneren al euribor a 3 meses 0,25, se conoce cuál es el tipo cada vez que se liquidan ya que dependerá de la evolución que vaya teniendo el índice de referencia.

Plazos fijos con más intereses

Veamos un ejemplo de intereses fijos en un plazo fijo. Un ahorrador contrata un depósito de 15.000 euros a 3 meses el 1 de enero a un tipo de interés pactado con la entidad del 3,53% TAE y se pacta que el abono de los intereses se realice al vencimiento, o sea, al finalizar el plazo pactado (1 de abril):

Cálculo intereses

Deberemos de contar con lo que se lleva Hacienda: Las normas sobre retenciones del capital mobiliario establecen que estos se encuentran sujetos a un tipo fijo de retención del 21%, desde el 1 de enero de 2012, con lo cual en este ejemplo hablamos de unas retenciones de 27,42 euros (130,56 x 21%) y que se abonarán en la cuenta de cliente 103,14 (130,56-27,42).

¿Diferencia TAE y TIN?

La TAE se conoce como el tipo de interés anualizado del depósito, es decir, lo que realmente se cobraría en el caso de que el depósito contratado fuese a un año, en nuestro ejemplo el 3,53%, coincidiendo la TAE con el TIN o tipo de interés nominal anual. Coloquialmente se distinguen como que el TIN es el tipo de interés negociado y la TAE es la rentabilidad obtenida, ya que no es lo mismo firmar un depósito a plazo fijo a un año con cobro de los interese al vencimiento (donde TAE=TIN) que un depósito a un año con pago de los intereses trimestrales, ya que tres pago se realizarían antes del vencimiento del depósito con (la TAE>TIN al poder disponer de los intereses antes del vencimiento).

Especialista en finanzas personales

Especialista en finanzas personales. Analista de productos financieros.

Publicidad
Alertas iAhorro

Crea gratis tus propias alertas y te mantendremos al día con la información que necesitas

Crear alerta