Las hipotecas más baratas del mercado

 

Encuentra hipotecas baratas

Cuando buscamos financiación hipotecaria, una de las principales premisas que tenemos en cuenta es encontrar la hipoteca más barata del mercado. Algo que puede parecer sencillo, utilizando las herramientas de análisis que iAhorro  ofrece, no lo es tanto.

Podríamos pensar que un préstamo hipotecario barato es el que menos tipo de interés nos cobra y, en ocasiones, es así, si el resto de variables que tenemos que analizar son idénticas. Sin embargo, no basta con comparar el interés de varias hipotecas para poder saber cuál es la más barata. También tenemos que tener en cuenta las siguientes características del préstamo con garantía hipotecaria y demás factores relacionados:

  1. El plazo; para comparar hipotecas tenemos que tomar préstamos que tengan el mismo vencimiento. En otro caso, no podríamos asegurar qué hipoteca es más barata, ya que el coste final dependerá también del total de intereses que acabamos pagando (a menor plazo, menos intereses acabamos abonando).
  2. El tipo de referencia al que se le suma el diferencial. Un préstamo hipotecario a tipo variable referenciado al euribor no es directamente comparable a otro vinculado a un IRPH de conjunto de entidades (los sectoriales han desaparecido en el 2013). Hay que analizar la evolución histórica de cada indicador, después sumarle el diferencial y, con este trabajo de análisis, elegir la que mejor se adapta a nuestras necesidades e intereses. En todo caso, a priori no es posible saber a ciencia cierta cuál acabará siendo la hipoteca que menos intereses suponga, ya que no conocemos la evolución futura de los índices de referencia.
  3. Las comisiones del préstamos hipotecario; podría ser que una hipoteca con un diferencial respecto al euribor, al IRPH o al IRS más alto que otra fuera más barata, si calculamos las comisiones que nos cobra la aparentemente hipoteca económica. La principal comisión a tener en cuenta es la de apertura, cuyo valor ideal sería 0. Las compensaciones por desistimiento parcial y total, además de la compensación por riesgo de tipo de interés (que se paga al banco en el caso de querer cancelar o subrogar un préstamo a tipo fijo).
  4. Los productos asociados; algunas hipotecas nos obligan a contratar productos adicionales para bonificar el tipo de interés, como gasto en tarjeta de crédito, aportaciones a planes de pensiones o fondos de inversión, contratación de seguros de vida u hogar con la aseguradora que diga el banco, por ejemplo. Muy importante es también tener en cuenta productos complejos como los swaps, permuta de tipo de interés que no hay que confundir con un seguro de tipos de interés. En ocasiones una hipoteca con un tipo de interés más alto pero sin productos asociados sale más barata que otra con menor tipo de interés pero con obligación de contratar seguros y demás.
  5. Determinadas cláusulas hipotecarias; una hipoteca más barata con una cláusula de suelo que limita la baja del tipo de interés puede ser más cara que otra sin esta limitación. Si bien la dación en pago aún no es una cláusula generalizada en las hipotecas, puede ser habitual en un futuro. Podría ser preferible una hipoteca con dación en pago que otra más barata en cuanto a tipo de interés, ya que no responderíamos con todos nuestros bienes presentes y futuros sino sólo con la vivienda.

Por tanto, hay que analizar toda la escritura de préstamo hipotecario en su conjunto, para saber qué hipoteca es más barata en términos globales.

Toda esta información debe estar reflejada en la oferta vinculante (que hay que pedir al banco). La documentación que la entidad financiera está obligada a poner a nuestra disposición es la FIPRE (ficha de información precontractual), con información general, y la FIPER (ficha de información personalizada) que, si bien no es vinculante, ha de recoger las condiciones del préstamo y no pueden divergir de forma importante de lo que acabemos firmando ante notario.

Importante también es aprovechar nuestro derecho de acudir a la notaría 3 días antes de la firma para estudiar con calma el borrador de la escritura de préstamo hipotecario y de compra-venta que acabaremos firmando.

Hipotecas más baratas



Normalmente las hipotecas más baratas son las hipotecas que ofrece la banca online. Las razones son varias, entre las que podemos relacionar:

  1. Los menores costes de la comercialización de hipotecas por Internet, que permiten reducir el tipo de interés que ofrecen en las hipotecas online.
  2. El usuario de Internet suele comparar entre las ofertas del mercado y, para captarlo, hay que tener hipotecas competitivas.

Por otro lado, además de ser las hipotecas más baratas en cuanto a tipo de interés, también suelen ser las que menos productos vinculados tienen y menos cláusulas perjudiciales incluyen, además de ofrecer normalmente hipotecas sin comisiones.

Hipotecas online más baratas

Director editorial de iAhorro

Economista especializado en productos financieros, autor del libro La banca culpable y divulgador de economía en medios de comunicación.

Los bancos y demás proveedores de servicios venden, bien o mal según la entidad. Nosotros tratamos de enseñarte a comprar.

Alertas iAhorro

Crea gratis tus propias alertas y te mantendremos al día con la información que necesitas

Crear alerta