Préstamos hipotecarios para funcionarios

Los préstamos hipotecarios destinados a los funcionarios de carrera y, en ocasiones, al resto de personal laboral indefinido de la Administración, suelen ser bastante más baratos que la financiación a otros colectivos.

Si bien ser funcionario no garantiza el acceso a hipotecas económicas, ya que hay otros factores como los ahorros o la posibilidad de aportar avalistas que influyen, no es menos cierto que la posición de salida es muy buena. La estabilidad de este tipo de empleo es una gran tarjeta de presentación ante el banco que estudiará la operación de endeudamiento.

Financiación privilegiada

Cuando la situación de los bancos es la adecuada, con balances sanos y capacidad de dar crédito de forma eficiente, el grupo de los empleados públicos tiene muchas facilidades para acceder a financiación a bajo tipo de interés.

Si un trabajador laboral indefinido es un cliente muy buscado por las entidades financieras, los funcionarios de carrera son el objetivo número uno. Una realidad que debería cambiar un poco, no para dificultar la compra de viviendas a los funcionarios de las diferentes Administraciones, pero sí para que otros colectivos, como los autónomos, fueran mirados de una forma mucho más amigable a la hora de analizar el riesgo de las operaciones. A fin de cuentas, la economía no se basa en tener muchos funcionarios (si bien su función es vital para mantener unas estructuras institucional fuertes y sanas que refuercen el sistema), sino muchas empresas privadas que creen empleo de calidad.

Los funcionarios que solicitan una hipoteca tienen acceso a tipos de interés más ajustados, al menos si acuden a entidades financieras con acuerdos especiales para este tipo de trabajadores de la administración pública. La estabilidad laboral es máxima y se tiene muy en cuenta a la hora de conceder un préstamo, si bien no es el único factor a tener en cuenta. Tener dinero ahorrado para los gastos, aportar avalistas o dobles garantías, no tener endeudamiento adicional y que las cuotas no superen el 30 0 40% de los ingresos netos son variables importantes a la hora de obtener crédito competitivo.

Si eres un funcionario sin deudas personales previas, con ahorros importantes, posibilidad de avalistas y la casa que quieres no supone que la cuota hipotecaria supere el 30-35% de los ingresos netos de los que compráis, eres el perfil más buscado de la banca. Esta privilegiada situación te permite obtener las mejores condiciones hipotecarias posibles. No te conformes con cualquier hipoteca, busca la mejor.

Las hipotecas 100% para funcionarios no son fáciles de conseguir, si bien se tiene alguna posibilidad más que el resto de trabajadores. Contratar un intermediario hipotecario especializado en estos casos puede ser una buena idea.

Además de las herramientas analíticas que te proporcionamos, la comunidad de expertos que te pueden orientar y toda la información que ponemos a tu disposición, es más que recomendable que te pongas en contacto con nuestro call center, llamando al 91 133 69 58 o rellenando los datos que te pediremos al hacer click en el botón verde ' información' junto a cualquiera de las hipotecas listadas.

¿Prefieres un análisis
a tu medida?
¿A qué plazo?
¿Sabes cuál es el valor de tasación aproximado?
Tienes otros préstamos? ¿Cuánto pagas al mes por ellos?
La financiación hipotecaria para adquirir una vivienda por parte de funcionarios es un tipo de préstamo con garantía real que en nada se diferencia del resto. Lo que diferencia una hipoteca para funcionarios es que suele ser ofertada a tipos más baratos y con mejores condiciones, dada su mayor estabilidad laboral.

Incluso en las hipoteca al 100% se encuentran mejores ofertas para el colectivo funcionarial. La reunificación de deudas de estos empleados públicos es más factible de conseguir, si bien el coste es alto, ya que una cosa es tener un trabajo de por vida y otra muy distinta ser un buen pagador.

Si somos funcionarios, pagamos siempre al día nuestras deudas y somos capaces de ahorrar algo en nuestro día a día, tenemos las puertas de las sucursales bancarias y de bancos online abiertas de par en par. Pero no pensemos que nuestra plaza fija es la única muestra de seriedad que necesitamos, ya que lo que importa es que seamos prudentes a la hora de pedir dinero y serios a la hora de devolverlo.
  • ¿Está obligado el banco a darme la hipoteca si soy funcionario?

Hay entidades financieras que tienen acuerdos con colectivos asociados a MUFACE, funcionarios de determinados destinos y otro tipo de grupos. Ello no implica que el banco esté obligado a conceder dinero a éstos, sino que si cumplen con las condiciones de riesgo impuestas en cada momento, pueden acceder a préstamos más baratos que el resto.
 

  • ¿Las mejores hipotecas son solo para funcionarios?

Hay algunas que sí, pero no todas. Es cierto que ayuda este tipo de contrato, pero muchos de los mejores préstamos están al alcance de otros muchos tipos de empleos y actividades económicas.
 

  • ¿Tienen los interinos las mismas ventajas?

El interino no es analizado con los mismos ojos que el funcionario, dado que su permanencia en el empleo público es más precaria. También depende mucho del tipo de cargo que ocupe y los años que lleve trabajando en la misma plaza.