¿Necesitas dinero ahora mismo?
Con un minicrédito tendrás el dinero en pocos minutos

  • Ahorras dinero y tiempo
  • Consulta personalizada, independiente
  • ¡Te ayudamos con la contratación!
  • Servicio totalmente gratis

Preguntas frecuentes sobre Minicréditos


Aunque no es lo más habitual, existen entidades crediticias que ofrecen miniPréstamos rápidos sin ningún tipo de interés, teniendo que devolver únicamente el importe concedido. Es importante, en estos casos, fijarse en comisiones que nos pueden cobrar como la de estudio o apertura. Por otro lado, la cantidad para nuevos clientes no supera los 300 euros.

Variará dependiendo de la antigüedad del usuario que solicite estos créditos urgentes. Para clientes nuevos la cantidad máxima suele limitarse a 300 euros, mientras que para aquellas personas que ya han solicitado un préstamo con anterioridad el importe máximo de los minicréditos al instante suele estar entre los 800 y los 900 euros.

Estas operaciones se caracterizan por la agilidad en el análisis del usuario solicitante del minicrédito por lo que si la entidad aprobó su petición en apenas 10-15 minutos podrá disfrutar del dinero en su cuenta.

La mayoría de las entidades no aceptan solicitud de usuarios con presencia en ASNEF u otra lista de morosos. Otras, sin embargo, conceden mini préstamos siempre que cumplan unas condiciones como ingresos netos declarados mayores a 500 euros mensuales.

Los intereses por demora en el pago del crédito son muy elevados, por lo que no hacer efectivo el reembolso del minicrédito, en la fecha límite establecida, puede provocar un gasto extra difícil de hacer frente. Esta situación provoca que el usuario entre en una lista de morosos y no vuelva a tener la opción de solicitar un nuevo crédito.

¿Qué son los minicréditos?


Los minicréditos varían con respecto a los créditos tradicionales en la cuantía prestada, ya que esta no suele superar los 900 euros en el mejor de los casos, siendo más habitual encontrar entidades que ofrecen hasta un máximo de 600 euros a devolver en un plazo de 30 días. Estos plazos pueden variar dependiendo de la entidad crediticia que lo conceda.

Para nuevos clientes, los micropréstamos no sobrepasan los 300 euros, aunque con la ventaja de que cada vez más empresas del sector ofertan este dinero sin intereses, por lo que habría que devolver 300 euros. En estos casos hay que detenerse a leer la letra pequeña, ya que a pesar de no contar con intereses, sí que existen comisiones que encarecen el mini préstamo solicitado.

La respuesta inmediata a la solicitud de mini crédito es su principal ventaja frente al resto de créditos y préstamos. El proceso de aprobación se reduce a unos escasos 10 minutos y un poco más tarde el usuario cuenta con su dinero en la cuenta. La posibilidad de realizarlo online favorece esta agilidad, además muchos de estos minicréditos sin papeleos sólo requieren la identificación de la persona.

Hay que leer detenidamente todas las condiciones antes de aceptar o firmar el contrato para la concesión del mini crédito ya que pueden existir cláusulas que impidan su amortización anticipada, cobrando una pequeña comisión del 1% o del 0,5% dependiendo del plazo de tiempo que quede hasta el vencimiento.

Estos productos son útiles y rápidos de conseguir pero debemos ser responsables a la hora de solicitarlos y tener muy claros que podremos devolverlos. Los micro créditos personales ayudan a solventar o cubrir una necesidad concreta, en ningún caso deben utilizarse como fuente de financiación regular ya que pueden traer consigo problemas de endeudamiento.