19 abril 2012

El determinar a priori en algunas ocasiones cuáles son los productos bancarios más rentables suele resultar complicado ya que muchos de ellos dependen de un componente de riesgo que hace que la rentabilidad no sea conocida de antemano al no saber lo que puede ocurrir en el transcurso del plazo al que dura la operación.

Productos bancarios más rentables

Lo que además ocurre en el mundo financiero y es un hecho irrefutable es el hecho de que los productos bancarios más rentables son los que conllevan un mayor o menor grado de riesgo pero que a fin de cuentas si que posee un riesgo. De hecho esa es una premisa en el mundo financiero: no asumir riesgos de ningún tipo a la hora de invertir si no compensa la rentabilidad que se obtiene por ello.

Desde este punto de vista se podría realizar un estudio comparativo y veríamos que la posibilidad de conseguir mayor rentabilidad o ganancias va directamente unida a los riesgos que el inversor quiera acometer.

Aun así, dentro de una misma tipología de productos, el componente de riesgo puede variar y dar lugar a la obtención de rentabilidades muy diferentes lo cual tampoco permite el identificar claramente cuales son a primera vista los productos bancarios más rentables. Así por ejemplo, el invertir en bolsa conlleva un componente de riesgo, pero no es lo mismo invertir en un valor del mercado bursátil que sea de una empresa de conocida solvencia y de una antigüedad como empresa que invertir en una acción de una empresa que acabe de salir a bolsa y no sepamos aún cómo se comporta porque no hay un histórico de cotizaciones para saber cómo se comporta el valor. Lógicamente se pueden conseguir más rentabilidades con la segunda opción pero a costa de correr más riesgos, y en ambos casos hablamos de invertir en bolsa.

Depósitos destacados más rentables

Depósitos más rentables

Pero lo mismo pasa en los denominados depósitos estructurados, en los cuales parte de la rentabilidad es a tipo fijo y otra parte dependerá del comportamiento de un determinado grupo de acciones a los que se vincula el depósito y que darán diferentes rentabilidades en función de cómo evolucionen las cotizaciones. Los depósitos estructurados serán el mismo producto pero dependerá la rentabilidad que se obtenga de la composición o tipos de acciones a las que se vinculen: acciones con mayores riesgos, mayores rentabilidades potenciales y viceversa.

Con lo cual definir qué productos bancarios son más rentables que otros y dentro de la misma tipología,  es algo dificil de establecer.

Lo que si es difícil de asociar en estos tiempos es rentabilidad con plazo de duración del producto ya que había épocas en las cuales a mayor plazo de permanencia del producto contratado mayor era la rentabilidad que se obtenía pero ahora eso ya no es de esa manera, siendo incluso más rentable determinados productos a corto plazo que os mismos si se contratan a medio o largo plazo.

Especialista en finanzas personales

Especialista en finanzas personales. Analista de productos financieros.

Publicidad
Alertas iAhorro

Crea gratis tus propias alertas y te mantendremos al día con la información que necesitas

Crear alerta