Alternativas a la banca tradicional para financiar tu coche

Través de una plataforma p2p

créditos de coche sin banco


La financiación de un vehículo es una parte importante en la vida de casi cualquier familia. Sin embargo, si queremos pedir un crédito con este fin, es probable que nuestro banco nos imponga una serie de requisitos muy elevados o contratación de productos que no necesitemos realmente. Aunque pueden ser de utilidad para muchos clientes, no son idóneos si o que se busca es una vinculación nula. O para aquellos que no reúnan los requisitos rígidos que exige el banco y hayan visto denegada su petición de crédito.
Por suerte, existen alternativas a la banca tradicional que ofrecen este tipo de préstamos.

  • Las plataformas p2p (Peer to Peer, de compañero a compañero) operan de forma exclusivamente online y no son ellas mismas las que ofrecen el dinero, sino que actúan como intermediarias entre sus usuarios. Así, al registrarnos en una de estas plataformas, podemos acceder a un dinero que otras personas han depositado a cambio de una rentabilidad.
    Aquellos que se decidan a prestar su dinero pueden elegir a quién hacerlo examinando los perfiles de riesgo que la plataforma ha elaborado de cada demandante de crédito, que pasará a deber la deuda directamente al prestamista.
    Contratar nuestro préstamo a través de una plataforma p2p es una forma sencilla y rápida, alternativa a la banca tradicional. Si no tenemos reparos en contratar un producto que funcione únicamente online, pueden ser una opción muy interesante.
    Comunitae o Lendico ofrecen este tipo de servicios con características realmente competitivas, con créditos de a partir del 7% y el 6,30% de interés fijo para los perfiles de mayor solvencia y hasta 6.000 y 25.000 euros, respectivamente.

  • Otra opción son las empresas dedicadas a la concesión de préstamos personales. Suelen tener unos tipos de interés inferiores a la media de las ofertas del mercado, y no exigen la contratación de ningún producto vinculado ni cambio de banco.
    Podemos contratar un préstamo para comprar nuestro coche con alguna de estas empresas, como por ejemplo Big Bank, que ofrece una cantidad de hasta 10.000 euros a un tipo de interés fijo de entre el 9% y el 14% según nuestro caso personal, o Cofidis, que ofrece créditos específicos para estas adquisiciones, de hasta 15.000 euros con un interés fijo de a partir del 6, 95% para los más solventes.

  • Podemos optar por financiar nuestro coche en el mismo concesionario, en vez de en un banco. Es probable que, al adquirir un coche, ya sea nuevo o de segunda mano, se nos haga también una oferta de financiación e incluso acepten nuestro antiguo coche como una manera de rebajar la deuda.
    Por lo demás, la concesión del préstamo es similar a la forma de operar un banco, y podemos negociar muchas de las condiciones.
    Es una alternativa interesante para no vincularnos a una entidad o en el caso de que no nos haya sido concedido el crédito. Pero hay que tener en mente que también se nos realizará un estudio de riesgo y es posible que uno de los requisitos sea la contratación de algún seguro.
    Antes de contratar un préstamo en un concesionario, la mejor opción es comprobar si realmente nos están ofreciendo lo mejor a lo que podemos acceder.


Existen alternativas a la hora de contratar un crédito si, por el motivo que sea, preferimos evitar hacerlo con un banco. Elegir la mejor de ellas depende de nuestras necesidades personales y la comparación que previamente hagamos entre todas las ofertas.