Consejos para ahorrar >

Cómo ahorrar con el teléfono móvil (I)

Terminal

- Última actualización el 23/03/2018

image backgorund post

ahorrar con el teléfono


El móvil es uno de los servicios con los que tenemos una mayor facilidad para ahorrar pero al que, en general, no le sacamos el máximo partido. Pra conocer todos los trucos sobre el ahorro y las tarifas móviles puedes descargarte la Guía de telefonía móvil de iAhorro.

El teléfono móvil se ha convertido en nuestro compañero de vida, puede parecer una exageración y siempre habrá excepciones, pero allá donde vamos llevamos el teléfono móvil con nosotros, entonces ¿por qué no hacerlo parte activa de nuestro ahorro? Consiste en ahorrar en todo lo que englobe la telefonía móvil, tanto tarifa como terminal, y no solo eso sino también utilizar el teléfono como herramienta para obtener un ahorro en el día a día.
Las nuevas tecnologías son una gran herramienta que debemos ser capaces de utilizarlas a nuestro favor. Son instrumentos que deben estar a nuestro servicio y no al revés.

 

Terminal


Elegir un buen teléfono móvil que satisfaga todas las necesidades como usuario es la forma ideal de poder obtener una experiencia digital acorde a nuestras expectativas y preferencias.
Por esto es importante mencionar que en una vez que se lleve a cabo la compra del terminal, es posible ajustar el precio a pagar y obtener un ahorro que siempre viene bien para nuestros bolsillos.
Marcas y modelos hay muchos, seguramente no seamos capaces a cuantificar cuántos modelos ni marcas existen en todo el mundo, pero de si algo estamos seguros es de que entre toda esa inmensidad de terminales, existe uno perfecto para ti.

 

 

Comprar según el uso


Leyendo el título, puede parecer lógico que la compra se realice en relación al uso, es decir, efectivamente el terminal se va a comprar para usarlo. Pero otra cosa diferente es el uso específico y concreto que le vamos a dar al dispositivo.
Comprar un teléfono con la más innovadora de las tecnologías, con todas las prestaciones habidas y por haber quizá no sea lo que necesita. Todas esas características incrementan el precio del terminal y si ni si quiera se sabe hacer uso de ellas, se estará pagando irracionalmente un teléfono del que no nos aprovecharemos.
Puede parecer interesante realizar previamente una lista de requisitos que queremos que tenga el teléfono, es decir, una lista de las características con las que debe contar el terminal que serán las que realmente utilizaremos. Así te puedes hacer una idea más visual de lo que se quiere. Es importante no idealizar ni realizar suposiciones de uso exageradas. Huye del “por si acaso” y sustitúyelo por el “esto es lo que realmente necesito”.
Además entran en juego otros factores como por ejemplo las modas. Aquello de “lo tiene todo el mundo” puede parecer razón suficiente para comprar un teléfono móvil, justamente el que esté de moda, sin pensar en si sus propiedades son las que se desean y necesitan. Es conveniente no dejarse llevar por esas modas, ni por la influencia social, lo ideal es comprar el teléfono siempre en función del uso real que le daremos y no en función de las necesidades ajenas.
Por tanto, atendiendo a las necesidades reales que se tienen respecto al teléfono, se pagará un precio adecuado y totalmente ajustado. Todo ello se traduce en un significante ahorro basado en no pagar de más.

 

 

Comparar precios


Una vez que se sabe qué es lo que se espera del teléfono móvil que compremos, es el momento de iniciar una búsqueda de los terminales en función de esos criterios en materia de prestaciones que se han establecido previamente.
La forma ideal para encontrar el mejor precio (en relación a la calidad y prestaciones con las que cuenta el terminal) es realizar una comparativa de precios. Solo si se sabe qué precios contemplan otros distribuidores se conocerá si el importe a pagar es el adecuado. Una vez más la clave reside en la información que tengamos.
No es idóneo conformarse y aceptar el primer precio del terminal que encontremos. Quizá ese primer precio sea el más competitivo y el más beneficioso para nuestro bolsillo, pero solo lo sabremos si conocemos el resto del abanico de precios para un mismo móvil.
Realizar una comparativa tendrá como resultado obtener el mejor precio, pero hay que tener en cuenta también en la comparativa las opciones que presentan las operadoras de telefonía ya que dan la oportunidad de adquirir un terminal con precio más reducido al contratar diferentes tarifas por ejemplo.
Comparar sirve para tener una visión más amplia y clara de los precios que se establecen en el mercado para el teléfono elegido. Recuerda que analizar, simplifica. Y ese es el objetivo, que la compra de un terminal sea un proceso sencillo y que no genere quebraderos de cabeza gracias a realizar un trabajo previo de comparación y análisis.
Además también una vez más la tecnología está de nuestro lado, habilitándonos y poniendo a nuestro servicio comparadores que realizan la búsqueda por nosotros, analizando todos los precios del mercado y dando como resultado el que mejor se adapta a nuestras preferencias con el correspondiente ahorro.

 

 

Sin miedo a la compra por Internet


Porque Internet se ha convertido en una herramienta para el día a día. Búsqueda de información, visualización de contenidos, redes sociales, correo electrónico… son algunas de las actividades que se realizan a lo largo del día y todo gracias a Internet. La utilización de esta tecnología se ha convertido en costumbre para la gran mayoría.
Hemos asimilado esta herramienta como esencial para poder desarrollar el trabajo, fomentar las relaciones sociales, generar negocio e incluso realizar todo tipo de compras.
Como herramienta que es, resulta interesante tenerla en cuenta como opción para realizar la compra del teléfono móvil en este caso. Y no solo tenerla en cuenta sino perderle el miedo gracias a las numerosas ventajas que ofrece y que exponemos a continuación.

 

 


  • Ventajas de comprar un terminal por Internet.

  • Acceso al mercado global. Gracias a Internet, se puede tener oportunidad de acceder a más dispositivos que los que puedes tener al alcance en el mercado local (tiendas físicas). Existe una mayor probabilidad de encontrar entre toda la oferta mundial el teléfono que satisfaga tus necesidades.

  • Mejores precios. Aquí es donde aparece la oportunidad de ahorro, en primer lugar se dan precios más competitivos ya que la oferta es muy extensa. En segundo lugar esos precios pueden llegar a ser más reducidos ya que el negocio electrónico reduce costes debido a rentabilizar los procesos de distribución. El precio desciende ya que los costes de negocio también descienden.

  • Ahorro en tiempo. No siempre se tiene todo el tiempo que se desea para hacer lo que se necesita, es por esto que acudir a una tienda física a la que ir a comprar el terminal genera una pérdida de tiempo innecesaria. La compra online elimina esa pérdida de tiempo de desplazamiento, ya que con unos cuantos “clics” se llega al sitio web y producto que se desea.

  • Tienda abierta 24 horas. Otra ventaja es la disponibilidad horaria para realizar la compra, que es absolutamente total. En Internet no hay horarios, la tienda online está abierta las 24 horas, los 365 días del año.

  • Información detallada. La compra se realiza de manera virtual y por ello es necesario tener toda la información del producto. Las tiendas online proporcionan toda la información del terminal, dimensiones, peso, sistema operativo… todo expuesto al detalle, de modo que el cliente sabe perfectamente qué características precisas tiene el dispositivo que va a adquirir.


  •  


El principal motivo por el que este método genera miedo es por la inseguridad que puede provocar la forma de pago. Es necesario introducir datos bancarios (número de tarjeta de crédito o débito), datos que son muy personales y privados y que mal tratados pueden dar lugar a fraudes y estafas.
Hay que decir que el comercio electrónico es cada vez más seguro y se establecen mecanismos para evitar el fraude por Internet que son verdaderamente eficaces. De todas formas no está demás tomar una serie de precauciones a la hora de establecer el pago del producto que hagan que ese miedo y desconfianza desaparezca. Como por ejemplo verificar que el dominio en el que se va a realizar el pago se trata de un dominio oficial de un sistema de pago. Además también hay que asegurarse de que quedamos informados del tratamiento que darán a nuestros datos personales.
Como se ha dicho antes, las compañías online trabajan cada día para evitar los fraudes y todo ello junto con las ventajas, suponen un buen motivo para perderle el miedo a la compra por Internet para nuestro teléfono móvil. De este modo se puede empezar a crear una cultura de compra a través de este método y aprovecharse así de un ahorro de tiempo y dinero.
Noticias relacionadas
¿Qué es el roaming?
Cómo reclamar ante una empresa de telefonía

 



 

Sobre el autor del artículo.