Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar


Consejos para ahorrar >

Cómo elegir el mejor terminal móvil

¿Qué teléfono me conviene según mis necesidades?

image backgorund Cómo elegir el mejor terminal móvil

características de los terminales móviles


¿Cómo elegir el mejor teléfono móvil según nuestras necesidades? ¿Cuáles son las características que pueden encontrarse a día de hoy? Si quieres saberlo todo sobre los móviles y sus tarifas más rentable, puedes descargarte nuestra Guía de telefonía de forma gratuita.
Cada persona es un mundo y por lo tanto móviles los hay para todos los gustos.
Sin embargo, un teléfono móvil debe cumplir una serie de funciones mínimas y, por lo tanto, tiene que contar con unas prestaciones adecuadas y acordes al objetivo del móvil que es estar comunicado.
Que realice y reciba llamadas es el requisito básico para que cumpla con el cometido. A partir de ahí hay múltiples características con las que un teléfono puede ser el último modelo del mercado. Algunas de las propiedades que debe tener un terminal para poder disfrutar de la última tecnología son las siguientes:

  • Tecnología 4G o LTE. Así es como se conoce a la cuarta generación de tecnología para el teléfono móvil. Es importante saber que para poder disfrutar de todas las ventajas que esta nueva tecnología ofrece, el teléfono debe tolerar esta opción, tener una tarjeta USIM, disponer de cobertura 4G y por supuesto tener el servicio activado en el móvil.
    El 4G lo que proporciona es más velocidad en las conexiones. Se pueden enviar y descargar archivos de una manera inmediata. Además la calidad del contenido se ve aumentada, por lo que la experiencia del usuario es mucho mejor.



  • Pantalla. El tamaño de la pantalla y su resolución son aspectos importantes a la hora de utilizar el móvil. Elegir un dispositivo con una pantalla ni muy grande ni muy pequeña hará de la navegación una buena experiencia, en este sentido se puede decir que elegir una pantalla de entre 3,7 y 4,7 pulgadas será una buena elección. Una vez más hay que resaltar que las preferencias y gustos de cada usuario serán las que marquen las pautas y la final elección.

  • Batería. Es el elemento que mantiene funcionando nuestro teléfono. De ella depende el tiempo que disponemos para poder hacer uso del terminal, por lo tanto es interesante que la batería tenga una autonomía lo más amplia posible tanto en conversación/uso como en espera. Los smartphones soportan un uso más frecuente que los teléfonos más antiguos, por lo que la batería no suele durar mucho más de 24 horas.

  • Memoria. Cuanta más memoria tenga nuestro teléfono, más datos se podrán almacenar en ella sin que el teléfono opere con lentitud. Es preciso que el móvil cuente con una memoria RAM amplia así como con una memoria interna suficiente para poder almacenar más aplicaciones. Además resulta interesante que el teléfono pueda contar con una tarjeta microSD con la que poder ampliar la memoria y en la que almacenar aquellas aplicaciones que se quieran.

  • Cámara. Hoy por hoy nuestro teléfono móvil ha sustituido a las cámaras de fotos gracias a sus prestaciones en cuanto a la cámara que incorporan. Aunque no es considerado uno de los principales factores del teléfono por el que guiarnos en la compra, es un elemento con el que si el teléfono cuenta, mejor que mejor.

  • Procesador. Es el motor del teléfono, la forma de funcionar del dispositivo dependerá de las propiedades del procesador. Un Smartphone de gama media debe contar con un procesador de doble núcleo, este procesador será suficiente para un usuario medio.


Existen más características en las que fijarse a la hora de adquirir un teléfono, una vez más te decimos que siempre la decisión se basará en un conjunto de factores, pero sobre todo en tus preferencias y necesidades.

¿Qué teléfono me conviene según mis necesidades?


Desde iAhorro creemos en que los productos deben de ser los que se ajustan a ti y no al contrario. En telefonía móvil no podía ser de otra manera.
Es conveniente conocerse a uno mismo y saber qué es lo que necesito que un móvil me aporte. Es por esto que lo ideal es no adquirir un terminal de última generación, con todas las prestaciones habidas y por haber si esa tecnología no se va a utilizar, ya que el teléfono será más caro y no aprovecharemos sus utilidades. Al igual que ocurre de manera inversa, si somos de los que utilizamos mucho el teléfono móvil, investigando todas y cada una de sus características, un móvil simple no cubrirá nuestras necesidades.
Por lo tanto lo importante es comprar un terminal que se ajuste a nuestras necesidades reales, para poder encontrar así un equilibrio perfecto entre calidad, precio y necesidad. De esta manera no pagaremos de más por un móvil que no aprovecharemos, y pagaremos por lo que realmente utilizaremos.
Noticias relacionadas
¿En qué consiste un buen servicio al cliente?
Empresas de telefonía: por qué leer la letra pequeña


 

Sobre el autor del artículo.