¿Cómo funciona la tarifa regulada de la luz?

¿Qué ocurre con las anteriores tarifas?

tarifa regulada de la luz


A la hora de optar por una tarifa para pagar nuestra factura de la luz podemos elegir la tarifa regulada. Con nuestra guía de la electricidad puedes enterarte del funcionamiento de todos los tipos de tarifa ahora disponibles y conocer la mejor forma de ahorrar con la factura de la luz.

Para evitar el cambio tan brusco que iba a significar la liberalización del mercado energético para el consumidor final, el Gobierno creó un sistema intermedio de transición que se denominó Tarifa de Último Recurso (TUR) que desde el 1 de febrero de 2014 se denomina Precio Voluntario para el Consumidor (PVPC).

El PVPC es el precio máximo y mínimo, único en todo el Estado y aprobado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, que pueden cobrar las comercializadoras de último recurso a los consumidores que se hayan acogido a ella.
Pueden acogerse al PVPC los consumidores en baja tensión y cuya potencia contratada sea inferior o igual a 10 kW, lo que incluye prácticamente a todos los consumidores particulares finales.
El último cambio regulatorio lleva a un nuevo sistema de discriminación horaria, en la que los consumidores con contador digital recibirán en su factura información de lo que han pagado por cada hora, aplicando 24 precios distintos al día. Los que no tengan dicho contador cuya obligación marcada por la Unión Europea fija un límite del 2018, pagaran por la electricidad la media diaria de precios.
El objetivo de esta cambio es conseguir una tarifa más económica y equilibrada sin los cambios bruscos de precios del anterior sistema de subastas trimestrales:

  • Supone un ahorro en su media de precios: Frente a otra modalidad de contratación, al considerar como precio de energía el que resulte directamente del mercado de producción y no incorporar ningún coste por el aseguramiento del precio.

  • Condiciones de contrato reguladas: No pueden existir cláusulas especiales o servicios adicionales.

  • Factura sencilla: Los nuevos cambios también llegan a la facturación con un nuevo formato que ofrece información clara, transparente y homogénea.

  • Libertad para cambiar de comercializador y posibilidad de volver siempre al PVPC: El consumidor con derecho a Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor que decida cambiar a otra modalidad de contratación, podrá siempre volver al PVPC.


Este posibilidad de retorno es más que importante. Hay que tener en cuenta que el consumidor de forma automática, sin necesidad de realizar ninguna gestión por su parte, ni actuaciones o cambios en su contador, pasa a incorporarse al nuevo sistema del Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor.
Si un consumidor que tenga derecho a acogerse a PVPC estuviese acogido a otra modalidad de contratación, en cualquier momento podría acogerse a PVPC. Para ello, debería contratar el suministro a través de cualquiera de las comercializadoras de referencia. El listado de comercializadoras de referencia está disponible en la web de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC).

¿Qué ocurre con las anteriores tarifas?


Hasta ahora el consumidor tenía dos opciones, la tarifa normal con un precio fijo que cambiaba cada trimestre en su término variable tras el resultado de las distintas subastas a otra la tarifa con discriminación horaria cuyas características la hacían heredera de la tarifa nocturna, con: 14 horas valle (las más baratas), y tan sólo 10 horas punta.
El consumidor que la haya contratado dispone de un contador que discrimina el día y la noche. Por tanto, al consumidor que gaste energía por la noche le costará más barato que si la consume por el día. Los cambios en la facturación con discriminación total horaria de precios e instalación de contadores digitales (obligatorios en 2017) conllevará la desaparición paulatina de este tipo de tarifas, pero hasta que suceda lo mismo y aun aplicando el nuevo sistema de facturación, sigue siendo una tarifa algo más económica ya que el tramo fijo de la factura (los llamados peajes) son menores que en la tarifa normal.
Un caso especial de estas tarifas con discriminación es la que en lugar de 2 tramos horarios tienen 3. Este tipo de tarifas estaba especialmente indicada para los usuarios del coche eléctrico con un tramo “supervalle” diseñado para poder realizar en el mismo su recarga. La nueva tarificación no ha dado aún solución a este tipo de clientes que tendría que realizar esta función en las horas de madrugada que son las más económicas, pero enfrentándose a precios distintos y desconocidos de antemano.

Noticias relacionadas

Empresas eléctricas: el papel de distribuidoras y comercializadoras
¿Ahorrar con la factura de la luz? Tarifa fija y bono social

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).