Consejos para ahorrar >

¿Cómo hacer la compra de manera inteligente?

Tener en cuenta estos consejos supone un gran ahorro

image backgorund ¿Cómo hacer la compra de manera inteligente?

Muchas veces, vamos a hacer la compra sin anticiparnos a las estrategias de marketing que siguen los supermercados. No hacerlo supone un gasto de dinero mayor que si siguiéramos algunos consejos. El dinero que se puede llegar a no gastar podría ir destinado al fondo de ahorro de cada usuario. Al final, como suele decirse, los pequeños detalles marcan la diferencia.

En tiendas físicas

Aunque suene raro, no se debe acudir al mercado con hambre, pues se es más propenso a actuar por impulsos y no de manera racional. Este momento de ‘debilidad’ es el más poderoso para las estrategias de marketing, que se nutren de sentidos como el olor y la vista para hacer que consumamos más. En esta situación hay tendencia a comprar ‘caprichos’ que en otro momento no se comprarían.

También es recomendable ir a comprar con más frecuencia, cuando se necesite. Dejar las compras mensuales para pasar a las semanales. La famosa ‘lista de la compra’ debe hacerse según el menú de la semana que planifiquemos con antelación. La ventaja es que se evitan los excedentes de comida que acaban caducando y se tienen que tirar. Si pasase esto, se estaría perdiendo dinero. Conviene además, antes de ir a hacer la compra, echar un vistazo a la despensa de la cocina para no comprar algo de lo que aún dispongamos en suficiente cantidad.

Las listas de la compra además, ayudan a la hora de ir directos a la zona donde se encuentre el producto, en vez de perdernos por los largos pasillos con productos que intentan llamar la atención. Hay que tener en cuenta a la hora de hacer la lista, que los productos de temporada son más baratos. Por ejemplo, determinadas verduras y frutas pueden costar hasta un tercio más caras comprarlas fuera de temporada.

Ir sin prisa a hacer la compra también beneficiará. Con el tiempo y la experiencia habrá productos que gusten más y que sean más baratos en unos mercados que en otros, y así se podrá ir a varios. También será ventajoso para poder prestar atención a las ofertas y comparar precios y calidad en un mismo supermercado. Todo, siempre parándose a mirar que la fecha de consumo preferente sea la más lejana. 

En tiendas online

Con el aumento del uso de los smartphones y las aplicaciones ha crecido también el comercio online. Aunque en la compra de productos básicos y de alimentos no ha despuntado, sí es verdad que ha crecido en los últimos años. Según el Observatorio Cetelem de eCommerce 2017:

  • Compramos cada vez más a menudo por Internet. En 2017, el 10% de los consumidores dice haber hecho varias compras a la semana por Internet (8% en 2016).
  • El nivel de los productos de alimentación que se han comprado a través de Internet ha crecido seis puntos de 2016 a 2017. Ahora mismo se encuentra en 38.

El precio, la variedad de productos y las ofertas son las principales variables por los que los internautas españoles realizan sus compras online en los “marketplaces”.

Un aspecto a destacar es que las compras que se suelen hacer son de productos no perecederos y de productos envasados como el papel higiénico, latas de conserva o productos de limpieza.

Para poder ahorrar a través de las plataformas electrónicas hay que añadir que es recomendable: Fijar un importe máximo para gastar, establecer los productos ‘capricho’ como una recompensa si se llega a los objetivos de ahorro, no dejar como predeterminados los datos de una tarjeta (para poder elegir el método de pago en función del presupuesto mensual) y contratar un servicio de alertas para ser consciente de los gastos realizados.



 

Sobre el autor del artículo.