En moto ¿qué ocurre si se daña mi equipamiento?

Cobertura en el seguro de moto

circular en moto en carretera


Sentir el asfalto de cerca, sentirse parte de la máquina, facilidad para aparcar, agilidad para circular en plena hora punta… son algunas de las características y sensaciones que tienen y aportan las motocicletas. Además su conducción requiere de elementos obligatorios como es el casco y el seguro.

Circular perfectamente equipado equivale a aumentar de manera exponencial la seguridad con la que moverse de un lado a otro. Un casco homologado junto con la ropa adecuada, hacen que en caso de sufrir un accidente, tu integridad física esté más protegida. Pero puede pasar que en el suceso, tus pertenencias y tu equipamiento como motorista se hayan dañado. Es por esto que nos preguntamos ¿qué ocurre cuando mi equipamiento queda dañado? ¿Lo cubre el seguro?

Cobertura en el seguro de moto


Tal y como apunta la Biblioteca Aseguradora en la comunidad de iAhorradores, hay que hacer diferencia entre los accesorios del vehículo, en este caso una moto, y los complementos que el conductor lleve. En este sentido, el equipamiento que el motorista lleve encima, por lo general no está incluido dentro de las coberturas que el seguro de moto proporciona.

Sin embargo, existen excepciones de aseguradoras que sí contemplan esta cobertura. En su seguro a todo riesgo incluyen una cobertura en la que en caso de rotura del casco o de la vestimenta, se produce una compensación económica o una indemnización.

Cuando un tercero es el causante del accidente…


Se puede dar el caso en el que yendo circulando con la moto, un tercero provoque un accidente, y que el resultado sea la rotura del casco, del equipamiento y/o del resto de enseres personales que se puedan llevar encima.

En estos casos, tanto el casco, como el resto de bienes son reclamables al tercero responsable del incidente. Esto es posible gracias al Convenio SDM (Sistema de Daños Materiales), convenio que contempla el daño de materiales ajenos a la moto. Este convenio se crea para cubrir las carencias de otros dos convenios (CIDE y ASCIDE), en el que no contemplan la indemnización por daños en los materiales que no son propios del vehículo. Además este convenio sí tiene en cuenta el caso de producirse un accidente en el que hay más de dos vehículos implicados.

Sea como fuere, este convenio se crea para agilizar los procesos de tramitación de siniestros, y es necesario que las aseguradoras de los vehículos estén adheridas a dichos convenios, para que la reclamación por daños en estos objetos sea posible.

De igual manera, la seguridad en la moto se debe extremar aún más si cabe, no se cuenta con un chasis que pare el golpe, por lo que es la persona la que lo sufre directamente. Por esto contar con todos los papeles en regla (documentación, seguro…), así como con la equipación obligatoria y adecuada (casco debidamente homologado, vestimenta que aporte seguridad…) y por supuesto respetar las normas de circulación, harán que se pueda disfrutar con más tranquilidad de cualquier desplazamiento en este tipo de vehículo.

Recuerda que tenemos una comunidad de iAhorradores en la que poder formular cualquier duda que surja, nuestros expertos están dispuestos a atender tus preguntas y responder de la mejor manera posible.