Consejos para ahorrar >

¿En qué consiste la factura PVPC de la luz?

Tipos de facturas

image backgorund post

ahorrar en electricidad


Dependiendo del tipo de tarifa que tengamos contratada con nuestra compañía eléctrica, la factura variará hacia un lado u otro. Sobre ésta y otras cuestiones puedes informarte detenidamente descargando nuestra Guía de electricidad, en la que se incluye todo lo que necesitas saber sobre la factura de la luz para ahorrar de la mejor manera posible.

Tipos de facturas


En el año 2014 se establecen cambios en el sistema de precios regulado. Con el nuevo sistema del Precio Voluntario para el Pequeño consumidor (PVPC) no se modifica cambio en las tarifas, sino en la manera de calcular el precio de producir la electricidad. Lo que afectará de manera directa a la facturación de nuestra instalación. Ahora se pagará únicamente por el consumo realizado en un determinado periodo de facturación al precio establecido en el mercado eléctrico. Esto significa el fin de las subastas CESUR que determinaba la fijación del precio de la energía.
Pero ésta no es la única posibilidad de cálculo de nuestra nueva tarifa. Las alternativas que la Ley establece y que hemos visto anteriormente son:
La contratación de un precio fijo durante doce meses, con la permanencia obligatoria de un año, por todo el consumo que realicemos (un mecanismo similar al que han seguido las compañías telefónicas).
La contratación del suministro de energía con cualquier suministrador eléctrico que opere en el mercado libre, siguiendo las condiciones pactadas por las partes.
Y por último el bono social un descuento sobre el PVPC en los términos también señalados actualmente.
Las facturas más comunes serán las tres primeras con diferencias que analizaremos que hay que tener en cuenta.

La factura con tarifa PVPC


Los precios voluntarios para el pequeño consumidor (PVPC) serán los precios máximos que podrán cobrar los comercializadores de referencia a los consumidores que se acojan a dicha tarifa.
Se entenderá que un consumidor se acoge a este sistema cuando cumpliendo los requisitos para poder atenerse a dicho precio, sea efectivamente suministrado y haya formalizado el correspondiente contrato con un suministrador de referencia y no haya escogido expresamente otra modalidad de contrato.
Los contratos PVPC son anuales y se prorrogarán automáticamente por plazos iguales. El comercializador está obligado a remitir una comunicación por escrito u otro soporte duradero al consumidor, con una antelación mínima de dos meses a la fecha en la que finalizará el contrato. En la comunicación deberá aparecer la información relativa a la no actuación del consumidor, de tal manera que si no solicita un nuevo contrato, con el mismo comercializador o con otro distinto, le seguirá siendo de aplicación el PVPC con el mismo comercializador de referencia. El consumidor tendrá la facultad de resolver el contrato en cualquier momento, incluso antes de su finalización sin coste alguno.
Noticias relacionadas
Contratar la tarifa de la luz:reguladas y libres
¿Ahorrar con la factura de la luz? Tarifa fija y bono social


 

Sobre el autor del artículo.