Encuentra el mejor seguro para tu coche

¿Terceros o todo riesgo?

el mejor seguro de coche


Tener el coche asegurado es una necesidad, más allá de la ley- que obliga a tener contratado un seguro mínimo para todos los coches en circulación,- que tienen muchos conductores independientemente de su perfil. Ya estemos buscando un seguro sencillo o uno que cubra todos los supuestos imaginables, encontrar la mejor opción para nosotros siempre va a ser una alegría, y una preocupación menos.
Una manera de no equivocarnos en la contratación del seguro de nuestro coche es analizar entre todas las ofertas del mercado aquellas que nos ofrezcan un mejor servicio ajustado a nuestras necesidades del momento, pero también pensando en un futuro.

¿Terceros o todo riesgo?


¿Qué puede cubrir unseguro de coche? Ésta es la primera pregunta que debemos hacernos, ya que dependiendo de las características de nuestro vehículo y las nuestras propias, las mejores opciones para nosotros a la hora de contratar una póliza serán diferentes.

  • Puede darse el caso de que estemos buscando el seguro más barato posible, por ejemplo si nuestro coche tiene ya muchos años y no nos merece la pena pagar por un seguro que cubra sus posibles desperfectos. En este caso, podemos optar por un seguro a terceros. Este tipo de seguros únicamente cubre la responsabilidad civil, es decir, el daño que podamos ocasionar a terceros.
    De esta forma, no tendremos que preocuparnos por los gastos médicos de la otra persona en caso de un accidente, o de la asistencia jurídica si hemos sido denunciados por algún tema relacionado con nuestro vehículo, como un atropello.


Aunque este tipo de seguros nos cubre satisfactoriamente las necesidades básicas, si no lo ampliamos estaremos desprotegidos ante los imprevistos que nos sucedan a nosotros mismos o a nuestro coche. Si en nuestro caso concreto nuestro coche es nuevo o tiene pocos años, es probable que nos interese tenerlo cubierto en caso de rotura de lunas, robos o incluso catástrofes naturales u otros desperfectos. Dependiendo del tipo de seguro, también tendremos cubiertos otra serie de servicios, por ejemplo en caso de que perdamos parte de nuestros puntos o asistencia mecánica, entre otros.

  • Dado que muchas pólizas nos permiten ir añadiendo coberturas a nuestro gusto, podemos personalizar la nuestra dependiendo de nuestras necesidades concretas. También podemos contratar seguros que nos cubran como conductores: este tipo de cobertura nos permitirá estar algo más tranquilo, pues se encargarán de los gastos relacionados con nuestra propia asistencia médica si hemos tenido un accidente o de una indemnización por invalidez o fallecimiento.


Ya que dos seguros con un nombre parecido pueden cubrir cosas muy diferentes, lo más sensato es leer con detenimiento sus características, y también la letra pequeña. Así no tendremos que arrepentirnos de no haberlo hecho una vez nos hayamos topado con un contratiempo en la carretera.
Gracias a la amplia oferta que actualmente podemos encontrar en el mercado de seguros de coche, es muy probable que podamos encontrar casi con exactitud el tipo de cobertura que estamos buscando. Aun así, es importante conocer bien qué estamos buscando y qué podemos encontrar para facilitarnos esta tarea. Comparar entre los diferentes seguros antes de tomar una decisión final puede ahorrarnos muchos problemas imprevistos en un futuro próximo.