Consejos para ahorrar >

Entendiendo nuestra factura de electricidad

Término potencia o potencia contratada

image backgorund post

Ejemplo de factura de electricidad


Entender la factura de nuestro suministro de electricidad es bastante complicado y poder entenderla puede ayudarnos a ahorrar un cantidad de dinero importante en el futuro.


Aunque cada compañía tenga su propio modelo de factura, prácticamente la totalidad tienen los mismos conceptos en común y entenderlos es importante.
Veamos los principales conceptos y en que consisten:

Término potencia o potencia contratada


Es lo que pagamos por la potencia que tenemos contratada.

Para calcular este concepto multiplicaremos : Potencia contratada (kW) X numero de días del ciclo de facturación X Termino potencia (variable según cada compañía y cada tarifa).

Término energía o consumo


Es lo que pagamos por la potencia que consumimos.

Para calcular este concepto multiplicaremos : Potencia consumida en el periodo de facturación (kW/h) X Término energía (variable según cada compañía y cada tarifa).

Si el cliente tiene discriminación horaria puede pagar diferentes precios según a que hora consuma electricidad; normalmente con esta tarifa el consumo nocturno es más económico que durante el día.

Energía reactiva


Es un consumo suplementario de energía no aprovechable, provocado por determinados aparatos eléctricos.

Se mide en kVArh (kilovoltamperios reactivo hora). La energía reactiva provoca una sobrecarga en líneas, transformadores y generadores, sin llegar a producir un rendimiento útil. Sin embargo, la factura de energía sí la contabiliza, por lo que puede llegar a incrementarla en cantidades importantes.

Este tipo de energía se puede evitar instalando equipamientos especiales y así ahorrar el consumo correspondiente de tu factura.

Alquiler equipos


En el 99,9 % de los contadores son propiedad de la compañía suministradora; por ello pagamos un alquiler en el que suele estar incluidos su mantenimiento.

Impuesto de la electricidad


Es un impuesto de los denominados especiales, como los que gravan el alcohol, tabaco o hidrocarburos.

Se calcula de la forma establecida por la Ley 38/1992 de Impuestos Especiales, multiplicando lo que se paga por el consumo y la potencia facturados por 5,1127%.

IVA


Impuesto sobre el Valor Añadido que se aplica a los conceptos anteriores.

Conclusiones: elegir bien


Para elegir una buena compañía comercializadora debemos fijarnos fundamentalmente en dos conceptos:

  • Término energía.

  • Término potencia.


En estas variables los precios pueden variar según la compañía.

Si le ofrecen un descuento no olvide preguntarle sobre qué y durante cuánto tiempo ya que algunas compañías son algo ambiguas en este tema con el fin de captar clientes.


 

Sobre el autor del artículo.



Tomeu Morey

Sector eléctrico

experto en temas de contratos de electricidad desde 2011. Agente energetico de Fenie Energia.

Más artículos suyos:
· Certificado de eficiencia energética.
· Entendiendo nuestra factura de electricidad.
· Consejos para un buen uso del aire acondicionado.
· El dividendo digital.