¿Es posible ahorrar en luz?

¿Consumo fantasma?

Ahorro luz


Según un estudio del IDAE los españoles gastan de media 990 euros anuales en electricidad . Precio que podemos entender como elevado si se tiene en cuenta que a esa cantidad parece no habérsela aplicado algunos ‘trucos’. Estos trucos pueden ir desde los más sencillos hasta algunos más complejos, en principio.

En primer lugar debemos saber que gran parte de nuestro consumo en electricidad viene dado por el uso de los electrodomésticos. En este caso, lo primero que hemos de tener en cuenta es la compra que hagamos del electrodoméstico. Es decir, debemos siempre buscar tener electrodomésticos eficientes, ya que entre el 30 y 60% de nuestro consumo eléctrico viene derivado de estos electrodomésticos.

En este sentido el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha fijado en siete los grados o clases de eficiencia existentes entre los electrodomésticos. Estas clases de eficiencia se fijan desde la letra A hasta la letra G y desde el color rojo hasta el color verde, siendo desde el color verde hasta la letra A los electrodomésticos que menos consumen y desde la letra G y color rojo los menos eficientes.

¿Consumo fantasma?


En relación con los electrodomésticos un dato a tener muy en cuenta es el llamado consumo fantasma de los mismos. Se llama consumo fantasma el consumo que hacen aquellos electrodomésticos que sin estar encendidos están generando consumo. Este consumo viene dado por el hecho de que estén conectados a la corriente eléctrica, lo que por ende, genera ese 6,6% total de consumo.
Alguno de estos electrodomésticos son tan clásicos como: televisión, radio, microondas y en definitiva cualquier aparato que pueda estar conectado a la red eléctrica mientras no se encuentra en uso. Este fenómeno, conocido como el 'stand by' general un alto consumo en la energía según datos del IDAE.

¿Es conveniente bajar la potencia?


Esta práctica parece estar presente en algunos hogares donde el consumo energético es tal que optan por esta opción. Sin embargo, no parece ser lo más acertado si se realiza sin tener en cuenta algunos aspectos. Por ello, el propio IDAE elaboró desde 2013 una herramienta que te permite analizar la potencia que cada hogar necesita en función del número de electrodomésticos que en ella haya, o el número de personas que habiten. Esta herramienta resulta de mucha utilidad porque tiene como finalidad evitar que cada hogar baje la potencia atraído únicamente por la bajada de precio. Y es que, si bajamos la potencia sin atender a requisitos técnicos podemos correr el riesgo de una bajada de plomos, entre otras consecuencias negativas. Además, hemos de destacar que al contrario de lo que pasa con la subida de la potencia de la luz, la bajada de la misma es totalmente gratuita.

En definitiva, se puede afirmar que llevar a cabo un ahorro en la factura de la luz no es una tarea complicada. Otra alternativa que parece tener éxito en el ahorro es el llamado ‘período valle’.

¿Qué es el período valle?


El período valle es aquel período de contratación en el que el precio de la luz es más bajo. Este período comprende por normal general horarios nocturnos y puede llevar hasta un ahorro del 40%, según cálculos de la OCU. El horario fijado como ‘valle’ es entre las 22:00 y las 12:00 horas en período de invierno, siendo en verano desde las 23:00 hasta las 13:00. Destacar, que el hecho de consumir electricidad fuera de estos horarios incrementa en hasta un 20% el consumo, por lo que hay que tener cuidado en ese sentido.