¿Existen diferencias de precio entre aseguradoras y bancos en los seguros de vida?

¿En qué consiste el estudio?


Cuando se decide contratar cualquier tipo de seguro se da el paso para quedar cubiertos ante cualquier suceso ya que el futuro es incierto y desconocido. Y si es un seguro de vida las palabras tranquilidad, seguridad familiar, bienestar futuro, previsión… cobran cada vez más fuerza en la mente y hacen que el seguro de vida sea una opción más que recomendable, viable y factible.

Pero antes de contratar el primer seguro que se nos presente, hay que tener claras dos cuestiones, por un lado lo primero que hay que hacer es identificar las necesidades que genera la decisión de contratar el seguro, es decir qué es lo que buscamos en ese seguro de vida, qué cobertura, con qué capital… La segunda cuestión que hay que tener en cuenta es la de estudiar la oferta de seguros de vida que hay en el mercado.

Para contratar un seguro de vida no solo existen las compañías aseguradoras más tradicionales, sino que también las entidades financieras comercializan este tipo de productos. Muchas veces nos dejamos llevar por el gestor comercial de confianza que siempre nos ha llevado las cuentas y también nos quiere vender un seguro de vida, pero ¿el precio de la prima de un seguro de vida que comercializa un banco es más alto o más bajo que el de las compañías aseguradoras?

La respuesta está en un estudio que INESE (empresa dedicada a dar soluciones globales de información, marketing y comunicación al sector de los seguros) y Global Actuarial (compañía especializada en la investigación comercial y la elaboración de estudios de mercado del sector financiero y de seguros) han llevado a cabo conjuntamente en el que comparan las primas de un seguro de vida comercializado tanto por una aseguradora como por una entidad bancaria.

¿En qué consiste el estudio?


En el estudio se han analizado las coberturas y primas de un seguro de Vida Temporal Anual Renovable, en concreto la cobertura de fallecimiento e invalidad absoluta. La finalidad del estudio ha sido comprobar qué diferencias hay en cuanto al precio de la prima en este tipo de seguros si se contrata a través de una compañía aseguradora o si se contrata a través de una entidad financiera.

El estudio se realiza identificando tres perfiles de personas que son las que contratarían la póliza (30 años, 40 años y 50 años) y también estableciendo 3 capitales diferentes a asegurar (30.000€, 120.000€ y 200.000€, esta última cantidad solo analizada en las compañías aseguradoras).

Son un total de 13 entidades financieras las analizadas entre las que se encuentran por ejemplo Santander, BBVA, Sabadell, Banco Popular... Por otro lado son 15 las aseguradoras analizadas entre las que se encuentran Generali, Allianz, Helvetia, Catalana Occidente…

El estudio se llevó a cabo con la técnica “mystery shopping”, es decir, se investiga a través de simulaciones reales de contratación del seguro y a través de entrevistas personales.

Conclusiones tras la comparación


Tras analizar las diferentes ofertas y precios para un seguro de vida con cobertura de fallecimiento e invalidad absoluta a través del método “mystery shopping” las conclusiones que se sacan son muy reveladoras.

Las primas de un seguro de vida Riesgo contratado a través de una entidad bancaria son un 30% más elevadas que las de un seguro de vida contratado con una compañía aseguradora tanto para todas las edades estudiadas como para todos los capitales establecidos.

Esta conclusión demuestra la importancia de buscar el seguro que mejor se adapte a tus necesidades pero con el mejor precio. Es importante no asociar obtener tranquilidad con el seguro de vida a tener que pagar un precio excesivo, ya que se demuestra que hay opciones en el mercado más económicas y solo es cuestión de saber buscar y comparar precios.