Hacia la libertad de comisiones

¿Cómo se rellena una OTE?



Desde el panorama bancario actual se esta promocionando la libertad de comisiones por parte de las entidades. En un contexto tan convulso como la coyuntura por la que atravesamos, los bancos y cajas compiten por la captación de clientes ofreciendo cada vez más facilidades al depositante y poniendo a su alcance todo tipo de servicios sin romper con su rutina habitual porque tengan que desplazarse a su oficina para gestionar sus operaciones.

[Te puede interesar: Comparador de Cuentas]


Es el caso de las cada vez más enunciadas Órdenes de traspaso en Efectivo, conocidas también por sus siglas OTE. Bajo esta operación, podemos solicitar la transferencia de una determinada cantidad de dinero desde una de nuestras cuentas a otra entidad distinta sin tener que pagar por ello ninguna comisión en la mayoría de los casos.

Si antes, lo más común para evitarnos pagar comisiones por transferencia era retirar el efectivo que queríamos traspasar de nuestra cuenta en el banco A para ingresarlo en nuestra cuenta del banco B, hoy por hoy, las entidades nos lo ponen más fácil y es que, siguiendo con el mismo ejemplo, para realizar esta operación simplemente tendríamos que autorizar a la entidad B (receptora del importe de la transferencia) que solicite en nuestro nombre el traspaso de la cantidad que haymos dejado indicada.

¿Cómo se rellena una OTE?


Rellenar una Orden de Traspaso en Efectivo es sencillo, los campos incluidos en esta orden son únicamente los necesarios para identificar al titular de la cuenta de la que saldrá el traspaso,  identificar la entidad emisora y receptora de la transferencia, números de cuenta, el nombre, d.n.i. y firma. De esta forma queda autorizada la entidad receptora de la transferencia a cargar la cantidad que hayamos elegido. El documento formal de las OTE´s, quedan a disposición de los clientes de las entidades pudiéndolo solicitar siempre que deseen. En este sentido, es importante señalar la existencia de dos tipos de órdenes:

  • Operaciones para importes menores de 3.000 euros y que sólo se puede hacer una vez al mes.

  • Operaciones de un máximo de 150.000 euros pudiéndose solicitar más de una vez al mes.


Uso de las Órdenes de Traspaso en Efectivo


El uso más extendido de esta cómoda forma de traspaso de efectivo es en la apertura de nuevas cuentas en entidades en las que no guardamos posición alguna. Además, en estos casos, la operación sirve como medida de seguridad para evitar que suplanten nuestra persona e identificarnos de forma segura.

En cuanto a la seguridad de este tipo de movimientos entre cuentas, podemos afirmar que se trata de un registro totalmente seguro. Contamos con que la titularidad de ambas cuentas siempre recae sobre una misma persona con lo que resulta mucho más improbable que otra persona que seamos nosotros, reciba el dinero por error o en contra de lo que dice la propia OTE.

Si tuviésemos que enunciar alguna desventaja, cabe destacar enunciar que el importe que solicitado en el traspaso no aparece de forma inmediata en la cuenta de destino, tardará unos días en función del tipo de orden realizada. Así mismo cabe señalar que este tipo de operación no es posible para enviar dinero a terceras personas, en ese caso, nos habremos de valer de las transferencias donde la comisión será aquella que fije el banco emisor o el ingreso en cuenta.

Más Información:

Bancos Sin comisiones

Comparador de productos financiero

Ahorra tiempo y dinero con los expertos de iAhorro. Te ayudamos a comparar productos financieros: Préstamos, Créditos, Hipotecas, Tarjetas, Depósitos y Cuentas. Contactamos contigo para analizar tu perfil y estudiar cuál es el producto que te permite ahorrar. ¡Infórmate rápido, sin líos y GRATIS!

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).