Categoría |

Artículo sobre consejos para ahorrar


Todo sobre ahorro e inversión, actualidad y análisis sobre economía y finanzas personales.

Mis hábitos marcan mi tarifa

Conoce tu consumo para elegir mejor



Las tarifas de móviles son muchas y muy variadas por eso es importante tener claro lo que buscamos y descartar las que no se adapten a nuestros hábitos de consumo.
Muchas compañías, muchas promociones, muchos packs pero... ¿Cómo saber cuál me merece la pena contratar a mi?

Es importante tener cuidado con las promociones pasajeras. A veces se publicitan mucho ciertos descuentos para atraer nuevos clientes. En muchos casos, si nos quedamos con la información que obtenemos de "la letra grande" parece interesante pero, si leemos la letra pequeña nos damos cuenta de que una vez pasada la promoción el coste se dispara y lo que creíamos que era una tarifa ventajosa se convierte en una carga económica.

El mercado de las tarifas se mueve continuamente así que, ligarnos lo menos posible a nuestra compañía telefónica será ventajoso para nosotros. Si nuestra tarifa no exige permanencia nos podremos ir a otra compañía en cuanto queramos, ya sea porque encontremos alguna tarifa que nos interese más, porque no nos guste el servicio de atención al usuario que nos proporciona, por falta de covertura o por cualquier otra razón. Pero no sólo este es un buen motivo para decantarnos por una u otra compañía, sino que, además, las compañías que no te hacen firmar permanencia, suelen ser compañías que cuidan a sus usuarios y van actualizando sus tarifas en función del mercado y de las necesidades del mercado, en continuo cambio.

Conoce tu consumo para elegir mejor



  • ¿Llamas mucho pero tus llamadas son de corta duración? En este caso te interesará que el establecimiento de llamada sea gratuito



  • ¿Llamas poco pero tus llamadas son muy largas? Si esta es tu situación lo importante será que el coste por minuto sea bajo. Mejor que te cobren poco por cada minuto aunque tengas que pagar por el establecimiento de llamada.



  • ¿Llamas mucho y las llamadas son de larga duración? Lo que te interesará es alguna tarifa plana que se adapte a los minutos que necesites.



  • ¿Envías muchos SMS? Las ofertas de las compañías telefónicas han dejado de darles importancia y ya no publicitan su gratuidad, hoy en día todos utilizamos aplicaciones gratuitas o con un coste muy inferior al de los SMS y con más funciones. Aplicaciones como WhatsApp o Telegram han desbancado a los ya tradicionales mensajes de texto. Aunque esta sea la tendencia más común, si en tu caso sigues mandando SMS asegúrate de que tu tarifa te permita mandarlos sin coste, es más fácil de encontrar en varias de las tarifas vigentes.



  • ¿Eres de los que navegan mucho? Si es así tendrás que prestar atención a los megas que te ofrece cada tarifa y puede ser que te sirva de filtro para dar con la tuya.



  • ¿Navegas muy poco desde tu terminal? Tan malo es pasarse de menos como de más. Si apenas te conectas desde tu teléfono es importante que valores si realmente lo necesitas. Es una tontería pagar por servicios que no vas a usar aunque la mayoría de personas en nuestro entorno lo tengan. Además, hay que tener en cuenta que los sitios en los que contamos con wifi cada día son más.


Son muchos los puntos a estudiar antes de decidirnos por una u otra tarifa pero lo importante es seguir aprovecharnos de la variedad de tarifas que ofrece el sector y de su continua renovación. Elegir la que más nos convenga y sabernos con el poder de cambiarnos sin consecuencias, en caso de que encontremos otra tarifa mejor, significa un traspaso de poder. Antes casi podríamos hablar de una especie de monopolio en el que las empresas decidían por ti ya que ofertaban una variedad excesivamente pobre, sin embargo, ahora la variedad se ha incrementado y eso inclina la valanza del poder hacia el consumidor, donde debe estar.