Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar


Consejos para ahorrar >

Principales características de una tarjeta AMEX

Lo que debes saber sobre American Express

image backgorund Principales características de una tarjeta AMEX

La entidad financiera American Express pone a disposición de los clientes cinco tarjetas distintas: Platinum, Gold, MeliaRewardsGold, Renfe, y su tarjeta verde básica American Express.

Estas tarjetas no son convencionales. El servicio que ofrece American Express está a medio camino entre las tarjetas de débito y las tarjetas de crédito. Esto es así porque realizar un pago no reduce el dinero de la tarjeta instantáneamente sino que lo hace a final de mes. Sin embargo, AMEX no suele financiar los pagos a largo plazo. Por lo que sí se caracteriza es por no tener un límite preestablecido de crédito. Al pagar los gastos mes a mes, se registra un historial de compras que es el que limita los posibles gastos y por tanto, sólo permite comprar lo que el cliente puede pagar.

Programa de puntos de American Express

El programa de puntos, Membership Rewards, que ha cumplido 25 años, es la característica principal de estas tarjetas y por tanto, del programa de fidelización que la empresa lleva a cabo. Consiste en beneficiar al cliente cada vez que consuma con la tarjeta. Es decir, por cada euro que gaste con American Express, obtiene un punto MR. Estos puntos se pueden canjear por vuelos con las tarjetas clásicas o con billetes de tren u hoteles si es la tarjeta Renfe o la tarjeta MeliaRewardsGold. Además, como promoción de bienvenida se pueden obtener hasta 40.000 puntos MR, equivalentes a un vuelo internacional, al realizar un gasto de 4.000€ en los 6 primeros meses.

Son tarjetas “complementarias”, tarjetas de crédito que no pretenden solapar a la tarjeta principal del usuario en funciones sino en uso. Cada vez que se pueda hacer efectivo el pago con una tarjeta American Express, que no en todos los establecimientos está permitido, la entidad premia al cliente.

Cuota anual

Otra característica común de las tarjetas American Express es que todas tienen cuota anual. Aunque en algunas el primer año es gratuito, las comisiones parten de los 80€. Según la cuota anual de la tarjeta que se contrate, se obtienen más o menos beneficios.

La singularidad de estas tarjetas las define, como tarjetas de viaje. Es decir, sus características merecen la pena a clientes que viajen habitualmente. Hoy en día, las tarjetas de viajes o las tarjetas de crédito no tienen cuota anual y si la tienen, no supera los 40€.

En esa situación, la cuota anual de las tarjetas American Express se explica con el beneficio de vuelos gratuitos y descuentos que supera el valor de la cuota anual.

En caso de ser autónomo, la solicitud de una tarjeta quedará aprobada si los ingresos del cliente superan los 25.000€. American Express se dirige a clientes con un poder adquisitivo medio-alto.

Para dar calidad a sus usuarios, desarrollan su capacidad de atención al cliente poniendo a su disposición asesores de seguros y aplicaciones de gestión y pago móvil. Respecto al sistema de call center, la realidad es que los usuarios están demandando que la calidad de la atención no es la misma desde que la empresa decidió trasladar este departamento a Argentina para reducir costes.

Descuentos exclusivos

Acceso a salas vip en estaciones de tren y aeropuertos, seguros de viaje y protección de pagos o tarjetas suplementarias pueden ser ventajas habituales. Sin embargo, sus clientes pueden disfrutar también de un portal de viajes online con descuentos exclusivos, que además de poner a disposición del propietario de la tarjeta hoteles de lujo, tiene la posibilidad de alquilar con descuentos coches y jets privados. A estas ventajas se suma la oferta de experiencias en restaurantes, conciertos, espectáculos y campos de golf que según la tarjeta contratada ponen a disposición.

Estas características son el punto diferenciador de las tarjetas. Otras tarjetas de descuento, tarjetas de viajes o las clásicas tarjetas de crédito no reúnen las condiciones características de cada una en un mismo plástico como lo hace American Express.

El talón de Aquiles de estas tarjetas sigue siendo el bajo nivel de aceptación en los comercios. Con el tiempo que llevan en el mercado, no han conseguido imponerse al resto de tarjetas de crédito como hace en EEUU. El problema está en que las comisiones que cobra la entidad financiera a las empresas, sigue siendo muy alta.



 

Sobre el autor del artículo.