Productos alternativos a los planes de pensiones (I): PPA y PIAS

PPA

PIAS y PPA


Para conocer todo lo relacionado con los planes de pensiones, puedes descargarte nuestra Guía completamente gratis.

PPA


Los Planes de Previsión Asegurados (PPA) son contratos de seguros individuales a largo plazo, con un régimen jurídico y fiscal muy similar a los planes de pensiones individuales; la principal diferencia con éstos es que, mientras que el plan de pensiones está integrado en un fondo de pensiones, el PPA está integrado en una póliza de seguros.
Se trata de un producto exclusivamente conservador, ya que esta póliza de seguros, debe asegurar un interés (basado en técnicas actuariales), incluso en caso de liquidación, impago, quitas de algunos de los activos en los que invierte.
Otra diferencia es que el contratante deberá ser al mismo tiempo tomador, asegurado y beneficiario; sin embargo, en caso de fallecimiento, el PPA puede generar prestaciones para los herederos.

Límites:


Son los mismos que los planes de pensiones individuales; de hecho, se calculan conjuntamente. Los PPA contratados, más los planes de pensiones individuales y los planes de pensiones de empleo no pueden superar, en términos anuales:

  • Menores a 50 años: 10.000 euros (o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y/o actividades económicas).

  • A partir de 50 años: 12.500 euros (o el 50% de los rendimientos netos del trabajo y/o actividades económicas).


Liquidez:


Las contingencias cubiertas, así como los supuestos especiales de liquidez, también son exactamente los mismos que los planes de pensiones individuales:

  • Jubilación, o en caso de no tener acceso a la misma, se tendrá en consideración la edad ordinaria de jubilación en el Régimen General de la Seguridad Social, en el momento en que el partícipe no ejerza o haya cesado su actividad laboral y además no esté cotizando en concepto de jubilación en ningún otro régimen de la Seguridad Social.

  • Incapacidad permanente total para la profesión habitual, absoluta para todo trabajo, y gran invalidez; determinado en base al régimen de la Seguridad Social.

  • Fallecimiento del partícipe o beneficiario, pudiendo generar derecho a prestaciones de viudedad, orfandad o a favor de otros herederos o personas designadas.

  • Dependencia severa o gran dependencia del partícipe regulada en la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia. Además, también se contemplan dos supuestos especiales de liquidez por los que se pueden rescatar los derechos consolidados:


• Enfermedad grave del cónyuge o de ascendientes o descendientes en primer grado (o en régimen de tutela o acogimiento) siempre que convivan con él.
• Desempleo de larga duración del partícipe siempre que se halle en situación legal de desempleo, no tenga prestaciones por desempleo o las haya agotado, esté inscrito en el Servicio Público de Empleo Estatal (u organismo público dependiente); o en caso de ser trabajadores por cuenta ajena (autónomos), siempre que esté inscrito como demandante y no tenga derecho a prestación contributiva.

Traspasos:


Se puede movilizar, total o parcialmente, el importe ahorrado en un PPA hacía otro, y hacia un plan de pensiones (al igual que se permite de un plan de pensiones hacia un PPA).
La solicitud se debe presentar en la entidad destino, precisando datos de identificación del producto y el importe, para que ésta comience los trámites de traspaso con la entidad origen.

Fiscalidad de las aportaciones:


Al igual que los planes de pensiones, se podrán reducir de la Base Imponible General de IRPF (no afecta a las rentas del ahorro) todas las aportaciones realizadas al PPA; además también se pueden deducir aportaciones, con un límite de 2.000 euros, realizadas a favor del PPA de una persona con discapacidad o del cónyuge, siempre que éste no obtenga rendimientos del trabajo y/actividades económicas superiores a 8.000 euros.

Fiscalidad de los rescates:


También idéntico a los planes de pensiones: la cantidad de dinero ingresado procedente de un PPA, sea cuál sea la contingencia que ha generado el derecho y sea cuál sea la modalidad elegida del rescate, tributa integrándose en la Base Imponible del IRPF como “rendimientos del trabajo”; practicando una retención en el momento del cobro en función de la situación del beneficiario.

PIAS


Los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) son seguros individuales a largo plazo, mediante el cual se van pagando primas con el fin de cobrar una renta vitalicia asegurada a partir de una edad señalada en el contrato (no se vincula a la jubilación ni al resto de contingencias previstas para los planes de pensiones) y, al mismo tiempo, pueden tener garantías en caso de fallecimiento.
Al igual que los PPA, tienen que coincidir en la misma persona el tomador, asegurado y beneficiario del seguro.
Al contrario que estos, los PIAS, además de conservadores, pueden ser agresivos, ya que los activos donde invierte la póliza pueden ser de renta variable.

Límites:


Las primas pagadas a PIAS no pueden superar el límite de 8.000 euros anuales, o bien la cantidad total de 240.000 euros; estos límites se aplican de forma independiente a los propios de PPA y planes de pensiones.
h3>Liquidez:

En la póliza se hace constar una fecha de rescate que no va vinculada a la
jubilación, además, se puede rescatar de forma total o parcial en base a las
condiciones indicadas en la póliza.

Fiscalidad de las aportaciones:


No hay ningún beneficio fiscal en el momento de realizar la aportación.

Fiscalidad de los rescates:


Si el rescate se efectúa antes de 10 años desde la primera aportación, se tributa como rentas del ahorro, sin bonificación alguna, con una retención del 21% y una tarifa a la hora de tributar por IRPF del 21 al 27% (en los momentos actuales).
Si han transcurrido los 10 años, hay importantes bonificaciones, ya que solo quedará sujeta a tributación un determinado porcentaje en función de la edad alcanzada en el momento de empezar a cobrar la renta:

  • Menor de 40 años: 40%

  • Entre 40 y 49 años: 35%

  • Entre 50 y 59 años: 28%

  • Entre 60 y 65 años: 24%

  • Entre 66 y 69 años: 20%

  • Mayor de 70 años: 8%


 

Lista de artículos más recientes

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.