¿Qué debes saber de un seguro de mascotas?

¿Es obligatorio asegurar mi mascota?


Una mascota es un miembro más de la familia, proporciona compañía y cariño y como parte de la unidad familiar debemos cuidarla y prestarle la atención que se merece. Con ese objetivo están pensados los seguros de mascotas, es una forma de proporcionar seguridad y tranquilidad no solo para el animal sino también para los dueños ante cualquier imprevisto.

Pero puede que existan algunas cuestiones básicas sobre los seguros de mascotas que sea conveniente saber y que puede que no conozcas. Para solucionar esto, a continuación vamos a esbozar de manera general esas aclaraciones en relación a algunas dudas que se han planteado en la comunidad de iAhorradores, para que así tu mascota sea el rey o reina de la casa.

¿Es obligatorio asegurar mi mascota?


Es esencial saber si es obligatorio por ley asegurar a la mascota en cuestión. Para ello habrá que informarse en el ayuntamiento donde el animal esté censado, ya que dependiendo de la comunidad donde se resida existe una normativa u otra.

En el caso de los perros, tanto en Madrid como en el País Vasco es obligatorio asegurarlos con una cobertura de Responsabilidad Civil como mínimo. Además los perros que están denominados potencialmente peligrosos también es obligatorio asegurarlos sea cual sea la comunidad en la que residan con un capital mínimo de 120.000 euros. Si se trata de otros animales habrá que consultar la normativa en cuestión.

¿Qué coberturas debe tener el seguro de mi mascota?


Este es un punto esencial para que la mascota esté protegida y el dueño también quede cubierto ante cualquier comportamiento del animal frente a terceros. En este sentido, la cobertura de Responsabilidad Civil se convierte en el mejor aliado, con esta cobertura los actos que el animal provoque frente a terceros están cubiertos.

Además, en un seguro de mascotas existen otras coberturas básicas que convendría contemplar, como por ejemplo el robo, pérdida, accidentes, la asistencia veterinaria, la estancia hospitalaria o en residencia animal, sacrificio… Eso en referencia al animal, pero también existen coberturas para los dueños como por ejemplo asistencia legal en caso de litigio por algún comportamiento del animal.

¿Cubre las visitas al veterinario?


El seguro de tu mascota cubre las visitas y atenciones que precise del veterinario, teniendo en cuenta siempre que hay una cantidad económica límite por año que se ha estipulado en la póliza del seguro.

Cuando tu mascota dispone de un seguro, puedes acudir a cualquier veterinario sin preocuparte de la factura (por ejemplo si estás de vacaciones) ya que la aseguradora se encargará de reembolsar los gastos (incluso si no es una clínica que colabore con la compañía de seguros), siempre presentando la factura por los servicios que el animal haya precisado.

Requisitos para asegurar a tu mascota


Para que tu mascota sea asegurable debe de cumplir unos requisitos mínimos. Uno de los requisitos es que el animal esté registrado o tenga microchip. Además deberá tener una edad de entre 3 meses y 9 años. Si los supera o es inferior no será asegurable. Por otro lado, es necesario que el animal tenga toda la documentación en regla, así como que el dueño también la tenga. Finalmente también es preciso que tenga todas las vacunas puestas y la cartilla esté bien cumplimentada.

Otros aspectos


También es necesario saber que existen una serie de límites a las coberturas del seguro de mascotas, es decir, existen límites monetarios que se exponen en la póliza por lo que si se sobrepasa esa cantidad, los gastos deberán ser abonados por el dueño.

Por otro lado es conveniente saber que todos aquellos sucesos que ocurran por una negligencia del dueño quedan excluidos del seguro y por lo tanto no están cubiertos.

Estas son algunas de las cuestiones que se le pueden plantear a todo dueño de mascota que quiera contratar un seguro para su animal o bien que ya cuente con uno. De igual manera, nuestros expertos están disponibles para solucionar cualquier otra duda que pueda surgir a través de la comunidad de iAhorradores.