Categoría |

Artículo sobre consejos para ahorrar


Todo sobre ahorro e inversión, actualidad y análisis sobre economía y finanzas personales.

¿Quieres ahorrar energía en tu hogar?

¿Qué podemos hacer para ahorrar en electricidad?



La reforma eléctrica ha causado un gran revuelo entre los consumidores, eran y son muchas las dudas que planean sobre el tema, y sobretodo es mucha la incertidumbre que existe sobre cuál va a ser el precio final de la luz. Para poder combatir de algún modo todas esas luces y sombras (nunca mejor dicho) lo mejor es hacer un ejercicio de ahorro en el consumo de energía, ajustar la potencia contratada a la necesidad real de los aparatos de casa y finalmente hacer una buena comparativa de precios entre compañías energéticas.

No solo debemos ahorrar en las facturas de móvil o en el gasto del ocio por ejemplo. Son muchos los sacrificios que las personas estamos haciendo de manera extraordinaria por la situación del país, pero hay prácticas que debiéramos tener asumidas no solo por la situación de crisis que atravesamos, sino por simple costumbre, ya que pequeños gestos diarios contribuyen al ahorro en nuestros bolsillos y al cuidado del medio ambiente.

¿Qué podemos hacer para ahorrar en electricidad?


Pequeños gestos para el hombre son grandes gestos para el bolsillo. Parafraseando a Neil Armstrong cuando pisó la luna, llevando a cabo pequeños gestos en el día a día, se puede llegar a conseguir un gran ahorro anual en nuestra factura energética.

  • Electrodomésticos. Es esencial fijarse en la clasificación energética de los electrodomésticos (indica el consumo de energía del aparato), lo ideal es disponer de electrodomésticos que tengan una clasificación de A, B o C, ya que son los que hacen un consumo de energía bajo.

  • Frigorífico. Es el electrodoméstico que más consume ya que está constantemente funcionando. Es importante alejarlo de cualquier fuente de calor y evitar tener la puerta mucho tiempo abierta. Además si el congelador se descongela cuando tenga una capa de hielo notable, se podrá ahorrar hasta un 30% de energía. Si vas a realizar un viaje largo y vas a estar muchos días fuera de casa, lo mejor es que consumas toda la comida y apagues el frigorífico, así conseguirás ahorrar en los días que no estés.

  • Horno, vitrocerámica , plancha y lavavajillas. El horno consume mucha energía, para ahorrar es mejor cocinar grandes cantidades o aprovechar que está encendido para cocinar más de un guiso. Para ahorrar en el consumo de la vitro, apágala un rato antes de terminar de cocinar, el calor residual que alberga será suficiente para terminar la cocción del alimento. Encender la plancha muchas veces conlleva un gasto, por lo que es mejor acumular prendas y plancharlas de una vez. El lavavajillas se aconseja ponerlo una vez que esté cargado totalmente, así ahorraremos luz y agua.

  • Ordenador. La pantalla del ordenador es la que consume el 70% de la energía que utiliza todo el ordenador, de modo que es recomendable que o bien se active un salvapantallas negro programado para activarse en poco tiempo o bien que directamente se apague la pantalla. De igual modo, es importantísimo apagar la pantalla una vez que se apague el ordenador, es decir, evitar el stand by y no solo en el ordenador sino en todos los aparatos del hogar (TV, DVD, equipo de música…).

  • Cargadores. Desenchufar el cargador del móvil o del el ordenador portátil una vez que el aparato esté cargado, puede suponer un ahorro de 50 euros al año, cantidad más que reseñable.

  • Bombillas. Para ahorrar en el consumo de la luz, te proponemos que utilices bombillas de bajo consumo o bien incluso que pongas en práctica la utilización del LED, con éste último se logra un ahorro del 80% y además su vida útil es más larga.


Con estas pequeñas y simples pautas se puede llegar a reducir el consumo de energía de manera real, lo que se traduce en un ahorro en la factura de la luz. Como se ha mencionado anteriormente, también es importante ajustar la potencia que se contrate en el hogar a los aparatos que se conecten en él. También desde iAhorro recomendamos hacer una comparativa entre compañías energéticas, de modo que se pueda conseguir una tarifa que se ajuste a nuestras necesidades.