Ya hay luz verde para la compra de Ono

La Comisión Europea da el visto bueno

Teléfono y adsl


El mercado de las telecomunicaciones está en constante cambio. La lucha de las compañías por el liderazgo de un sector cada vez más competitivo es sin duda señal de que trabajan por ser las mejores y en esta ecuación el cliente será el más beneficiado. Ya anunciamos en este blog un movimiento que para muchos resultó sorprendente, como fue la compra por parte de Vodafone de la operadora Ono.

Vodafone Group compró por 7.200 millones de euros la compañía Ono. Con esta acción Vodafone buscaba hacerse con el 26% de la cuota del mercado de la conexión a Internet de alta velocidad y se aprovecharía así de la red que Ono ya tenía desplegada por todo el país. La compra vino motivada por la búsqueda de una estrategia con la que poder ofrecer mejores servicios y una oferta de paquetes combinados más competitivos que los que hasta ahora Vodafone de forma solitaria tenía. Pero para que la compra se hiciese efectiva era necesaria la aprobación de los organismos correspondientes.

La Comisión Europea da el visto bueno


Tras comunicar y notificar la intención de compra de Ono por parte de Vodafone (notificación que Europa recibe el 23 de mayo), era imprescindible que la Comisión Europea (CE) autorizase la operación para que ésta fuese del todo firme. Es entonces cuando desde Bruselas se pusieron en marcha para analizar todos los aspectos relativos a la operación.

Después del estudio del proceso de compra, la CE atisba ciertos componentes que podrían causar cierto conflicto. Uno de ellos es el hecho de que se pueden generar solapamientos en cuanto al servicio y oferta ya que la marca Ono seguirá operando como tal. Pero también desde Bruselas consideran que la competencia en el sector seguirá siendo alta y por lo tanto la operación no supondría mayor problema. Además destacan que los enfoques que tienen Ono y Vodafone son diferentes ya que Ono se encamina más a servicios fijos mientras que Vodafone se centra más en servicios móviles.

Además la Comisión considera que hay una competencia muy importante y muy fuerte en el sector (como pueden ser Movistar y Orange como principales competidores) y que la compra no supondrá la exclusión de ningún operador por grande o pequeño que sea, es decir, seguirá habiendo alternativas para los usuarios.

Es por esto que tras la investigación que la Comisión Europea ha llevado a cabo, ésta da el visto bueno a la compra y por lo tanto la adquisición es una realidad. Concluyen con que esta compra no alterará ni supondrá ningún obstáculo para la competencia en el sector de telecomunicaciones español.

Esta confirmación de compra hace realidad que uno de los operadores líderes del sector se haga con la primera compañía de cable que fue capaz de proporcionar servicios de alta velocidad (fibra óptica).

El proceso por tanto llegará a su fin según las previsiones a final del mes de julio y será por tanto el final de un largo proceso por el que Vodafone ha apostado fuerte. Será el momento entonces de que tanto Vodafone como Ono se comiencen a elaborar una estrategia conjunta en cuanto a los productos y servicios que ofertarán a sus clientes. Esta estrategia se enfocará sobretodo en ofrecer paquetes convergentes o combinados de alta calidad, con banda ancha, componente móvil con 4G e incluso con un componente de contenido audiovisual tal y como Vodafone ya está ofertando con sus tarifas móviles a través de Yomvi de Canal+ o Napster.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).