¿A qué esperaba Movistar para sacar su oferta de 4G? A Yoigo

Yoigo y Movistar colaborarían en una simbiosis interesante

En el mundo del 4G hay una batalla en ciernes muy interesante. No solo en el terreno de las ofertas y promociones, y por la captación de clientes ofreciendo la mejor cara de esta no tan novedosa tecnología móvil. Yoigo, Orange y Vodafone han presentado sus planes hace tiempo, ya, y tan solo nos faltaba Movistar para cerrar el círculo de las grandes operadoras con capacidad de desplegar infraestructura. Ahora, en una noticia en cierto modo sorprendente, nos enteramos de que Yoigo y Movistar colaborarían en una simbiosis interesante: la primera cederá tecnología 4G, y la segunda ayudará al despliegue de la fibra óptica y el acceso al ADSL.

Siendo prudentes, este acuerdo está en fase de negociación, es decir, no hay nada firmado. Incluso es posible que solo sea un rumor. Pero la intención es lo que despierta nuestro interés, ya que a cambio de ceder parte de su infraestructura para que Yoigo pueda ofrecer conexión a Internet fija, Movistar podría tener acceso a las 5.000 estaciones base de 4G que Yoigo espera desplegar durante este año y el próximo. Para mi esto significa dos cosas muy relacionadas: que Movistar sigue esperando que se liberalice el espectro, y que por otro lado no quiere perder comba y sacar una oferta comercial competitiva para no perder cuota de mercado.

Da la sensación de que Movistar llega siempre tarde, que otros se le adelantan, y esto solo puede ser cierto si pensamos que a lo mejor Movistar espera tener bien cimentada su estructura para ofrecer un producto más potente al mercado. Pero, ¿no es el que pega primero, quien pega más fuerte? En tecnología siempre ha sido así, y si no que se lo cuenten a quien acuñó el concepto de PC, o a quien desarrolló el VHS. Eran productos teóricamente peores que los ordenadores con arquitectura cerrada y propietaria, y en el caso del vídeo, era peor tecnológicamente que el BETA, pero reventaron el mercado y pervivieron hasta hoy con una gran cuota.

Lo mismo puede pasar con el 4G de Movistar: esperar el tiempo suficiente como para ofrecer un producto "terminado" implica estar una fase por detrás de su competencia, siempre. Cuando Movistar lance el producto, los demás ya tendrán clientes y podrán plantearse promociones u ofertas que cancelen el efecto "mejor producto" que, siempre especulando, puede querer desarrollar Movistar. Para Yoigo, sin embargo, este supuesto acuerdo puede significar que diversifique su oferta y acceda a otro mercado diferente, pero complementario para su actividad.

Sea como sea, lo que seguimos esperando es una nota de Movistar en donde se aclare qué servicios va a ofrecer, si se mete o no se mete en 4G, en qué condiciones y a qué precios. Sigue pareciendo algo extraño que todavía no se sepa nada a ciencia cierta, y el problema es precisamente saber si es que los demás han ido demasiado rápido, o es Movistar quien va demasiado lento. O si están acertando en su estrategia. Pronto lo sabremos, ¡espero!

 

Vía | El Economista