A rio revuelto… ganancia de los bancos


El concepto de discusión, de confrontar ideas, de llegar a un punto en común, parece estar perdido en España. Sólo hay que ver el último debate parlamentario, uno se agarra con uñas y dientes a un “milagro” ya que las soluciones tienen que ser drásticas y difíciles y otro esperando a que se despeñe, mientras más de cuatro millones de parados y para muchos de ellos acabándose su subsidio de desempleo sin muchas esperanzas en el futuro.

Volviendo al debate, el otro día comiendo con unos amigos, uno me comentaba que el principal problema es que todo el mundo debía dinero, consumidores y empresas préstamos e hipotecas a los bancos, los bancos avalados millonariamente por el Estado el cual debe y cada vez paga más a inversores y banca extranjera por su deuda. Esto generó indignación a uno de ellos, emprendedor de los que están en peligro de extinción en España (y siempre han sido escasos) me comentaba como su Caja le había cerrado la Línea de Crédito, eso a pesar de que este año dedicando día y noche a su negocio lo había cerrado al menos equilibradamente. Eso sí, tenían a bien darle un préstamo ICO Liquidez con un interés 5 veces superior y de una cuantía menor que su Cuenta de Crédito, y no era un caso único. A pesar de que la banca en España sigue ganando miles de millones de euros y presume de fortaleza sigue trasladando riesgo al ¡Estado!, a todos los españoles. Qué razón hay si no, me preguntaba mi amigo para que me nieguen una Cuenta de Crédito que en 2008 me concedieron cuando estaba en pérdidas, cuando cerró 2009 con algo de beneficio.

Pero lo que más le indignó es que le vendieran que para conseguirlo, tenían que presentar a la central que era muy buen cliente y que iba a asegurar su coche, su casa, su negocio y no contrataba el seguro de su perro, porque no lo comercializaban. Uno que ha trabajado algo en el sector sabe perfectamente, que estos son cupos de la sucursal que aprovechándose de la necesidad del pobre emprendedor le encasquetan para mejorar ratios y resultados.

Un día vas a pedir una tarjeta de débito y te vas a llevar un piso debajo del brazo.

Sobre el autor del artículo.

Licenciado en LADE y Master en Direccion Financiera, es colaborador habitual de diversos medios económicos.

Más artículos del autor.

Hipotecas fijas, poca oferta y muy cara

Hipotecas fijas, poca oferta y muy cara

A favor y en contra del Banco Malo

A favor y en contra del Banco Malo

Llega iSantander, ¿Adiós definitivo al Low Cost Banking?

Llega iSantander, ¿Adiós definitivo al Low Cost Banki ...

Fin de año fiscal: no te pierdas ni una desgravación

Fin de año fiscal: no te pierdas ni una desgravación