Ahorra tiempo: trucos para tus reuniones de trabajo

1.    Planifica la reunión

wp/wp-content/uploads/2016/10/Organizar-reunión.jpg


Al hablar de ahorro todos pensamos automáticamente en ahorrar dinero pero es relativo a otras muchas áreas. El ahorro de tiempo, por ejemplo, preocupa a muchos. Tanto a nivel personal, como a nivel profesional, buscamos ser más productivos usando técnicas, consejos o procesos.

Los recursos sobre los que más se ha escrito para ahorrar tiempo son poner foco en lo que se hace en cada momento, agrupar tareas iguales, planificarse, ser constante o ser realistas en las tareas que se pueden realizar, por ejemplo.

Las reuniones son habituales en el campo laboral y hay pequeños consejos que las hará más eficientes. Colaborando en ese gran objetivo de ahorrar tiempo y, a poder ser, combinarlo con la eficiencia. Aquí van algunos consejos que pueden ayudarte:
1.    Planifica la reunión: no solo quiere decir que la feches en tu agenda con tiempo, sino también que convoques a los asistentes con tiempo para que se puedan organizar.
2.    Asistentes: convoca a todo el mundo que deba estar pero sin pasarte. Las reuniones ocupan tiempo así que piensa detenidamente quién es indispensable en la reunión y quién vendría bien que estuviese pero no es necesario. En este último saber, házselo saber y que él decida en función de su agenda.
3.    Concreta el objetivo: saber qué se va a tratar en la reunión desde el momento en que se convoca es importante para ser eficientes. Todos acudirán con el tema en la cabeza e incluso podrán consultar cifras o datos antes de acudir si lo creen necesario
4.    Redactar la convocatoria: no olvidemos ser metódicos en este punto. Tal vez tardes un segundo más pero es importante que se especifique: tema a tratar, puntos que queremos tocar, resultados que esperamos de la reunión, si es necesario que alguien aporte algún dato, ubicación y el tiempo que durará dicha reunión.
5.    Duración: es importante marcar tiempos para no alargarse mucho y acabar divagando sobre varios temas. Lo ideal es que duren entre 20 minutos y 45 minutos. Si hemos organizado correctamente la reunión y el material necesario está preparado de antemano no necesitaremos más tiempo.
6.    Cierre: una buena opción para cerrar las reuniones es resumirlas. Por su parte, el que ha convocado la reunión hace un resumen de lo hablado y decidido. Por otra parte, cada asistente mencionarán brevemente las nuevas tareas que han salido de la reunión o las consecuencias para sus funciones.
7.    Conclusiones: para finalizar enviar por escrito los puntos tratados, el trabajo derivado de la reunión con sus responsables y las decisiones tomadas. El envío debe ir dirigido a todas los asistentes a la reunión y, si consideramos que hay alguien que tiene que estar enterado de lo hablado, adjuntarlo en copia.

Son pasos sencillos que a veces nos cuesta poner en práctica por falta de tiempo o por falta de constancia. A la larga, estos puntos nos ayudarán a llevar una mejor gestión y a ahorrar tiempo. Limitamos la duración sin extendernos demasiado, focalizamos los temas a tratar para ser más eficientes y ponemos por escrito las tareas derivadas para que todos podamos consultar en caso de futuras dudas.

Sobre el autor del artículo.

Me incorporo a iAhorro en 2013 para apoyar la parte de contenidos. Escribo sobre lo que, de un modo u otro, esté relacionado con el ahorro en gastos cotidianos. Anteriormente, he forjado mi vida laboral en diversos medios de comunicación, como prensa escrita, radio o televisión, colaborando en distintos departamentos.

Más artículos del autor.

4 aplicaciones que te hacen la vida más fácil

4 aplicaciones que te hacen la vida más fácil

¿Son realmente seguros los depósitos?

¿Son realmente seguros los depósitos?

Guía gratuita de hipotecas ¿Estás preparado para contratar una?

Guía gratuita de hipotecas ¿Estás preparado para con ...

¿Por qué desaparece el programa padre en la campaña de la renta 2017?

¿Por qué desaparece el programa padre en la campaña ...