Alternativas de inversión al oro

Opiniones de otros expertos sobre el precio del oro


Desde que el oro tocara máximos, allá por septiembre de 2011, mucha gente que invertía, mejor dicho, especulaba, en oro se está dando cuenta que ese valor refugio del que se hablaba cuando la bolsa iba mal no es del todo cierto; ni siquiera parece ser un activo donde batir a la inflación.
Antes de continuar, me gustaría dar mi visión sobre la evolución del precio del oro, comenzando por desmitificar algunas frases hechas al respecto:

  1.  "El oro siempre subirá"… ¿por qué?, ¿qué diferencia hay entre el oro y cualquier otro activo al que se le da un valor, ya sea por lo bonito que es, por lo buen material que sea para construir algo o por pura especulación? de hecho desde máximos hasta ahora ha caído nada más y nada menos que un 30%.

  2. "El oro siempre valdrá algo" muy ligado al punto anterior, seguramente siempre valdrá (o no), pero no tiene porque ser un valor superior al de hoy. Como cualquier activo, el oro valdrá lo que se esté dispuesto a pagar por él, ni más, ni menos.

  3.  "El oro es un valor refugio", ¿qué valor que podamos considerar "refugio", sube un 200% en dos años? sin duda en otra época sí, cuando los billetes eran certificados de oro, pero esto ya no es así y la caída que lleva en los últimos meses lo demuestra, a pesar de todas las noticias negativas que nos llegan a nivel macroeconómico (rescates de países europeos o de sus bancos, que incluso puede hacer peligra el Euro; riesgo al abismo fiscal en EEUU, conflictos bélicos, desastres naturales….). Habrá gente que me pregunte y ¿por qué compran oro los estados? En mi opinión por simple especulación, igual que lo hacen con reserva de monedas, deuda…


Una opinión que se está extendiendo es si hay una burbuja; desde luego, si cambiamos la palabra "oro" por "inmuebles", en las anteriores frases seguro que a todos les sonarán algunas que se hacían hace años. Frivolidades aparte, vamos a ver los motivos básicos por los que puede subir el precio de un activo y qué ha pasado con el oro:

  1. Por descenso de la oferta: La extracción de oro está en máximos históricos, llegando prácticamente a las 30.000 Toneladas en 2011 (año en la que alcanzó su máximo)… entonces este no ha sido el factor que haga subir el precio.

  2. Por aumento de la demanda: Desde el año 2001 la demanda de oro para la industria ha estado cayendo llegando en 2011 a los niveles de 1990; así que éste tampoco parece ser el motivo.

  3. Por caída de los beneficios: Los márgenes de las mineras han ido aumentando casi en la misma proporción que el precio del oro (y desde 2011 también caen).

  4. Por especulación: Viendo que la cantidad de oro comprada por ETF’s (fondos de inversión cotizados) han pasado de 500 a casi 2.500 Toneladas desde 2006 a 2011 parece que la influencia de la especulación ha sido decisiva; y las burbujas se crean por especulación excesiva.


Si es cierto que es una burbuja, y viendo los resultados que generan los pinchazos que hemos visto de otros activos, parece muy arriesgado seguir invirtiendo en oro.

Entonces, ¿qué alternativas tenemos?

Creo que aquí hay que distinguir a tres grupos de personas diferentes que compraban oro, dejando al margen los que compran lo hacen con fines industriales:

1.- El que invierte en bolsa, y en otros activos de riesgo:

Estas personas deben conocer los riesgos del oro; y lo pueden sustituir por otros activos que coticen; ya sea directamente en acciones, en fondos de inversión, tanto convencionales como ETF’s o en derivados, incluso se podrán poner “cortos” (bajistas) en oro.

2.- El que invierte para intentar batir a la inflación:

Es muy probable que la inflación suba continuamente durante algunos años, debido, entre otras cosas a las continuas inyecciones de liquidez de los principales gobiernos del mundo, sobre todo EEUU y Japón.

Con los tipos de interés actuales, habrá que asumir ciertos riesgos para poder batir esta creciente inflación, y la mejor opción es la renta variable:
En la actualidad los sectores/zonas geográficas con mayor potencial son la bolsa de EEUU, en especial empresas tecnológicas, farmacéuticas e inmobiliarias; en Europa, también hay inmobiliarias con mucho potencial (casi exclusivamente en Alemania, descartando España, Holanda….), bancos que hayan sido penalizados excesivamente sin tener riesgos reales; otra opción es invertir en países emergentes, aunque la cartera inicial debería tener poco porcentaje en estas zonas, al menos hasta que se empiecen a recuperar sus bolsas tras las caídas de los últimos meses.

Sin duda, la mejor opción es tener una estrategia flexible que nos permita variar esta cartera inicial en función del mercado (ya sea por error en estas estimaciones o por cambios del mercado), y esto se puedo optimizar a través de fondos de inversión, que además penalizan muy poco fiscalmente.

Otra opción es invertir en algunos activos de deuda, pero para conseguir rentabilidades superiores a la inflación deberá cumplir uno de estos requisitos:

- Conseguir precios atractivos de alguna empresa solvente, ya sea por alguna venta masiva o por algún “fallo de mercado”.

- Comprar deuda de emisores poco fiables: el riesgo es evidente, por lo tanto deberá estar pendiente de la evolución del mercado y del propio emisor.

- Comprar con vencimientos a largo plazo, que también tiene riesgos:

a) Evolución del emisor durante tantos años

b) Suponiendo que los tipos de interés actuales también subirán (estando en tipos reales negativos sería lo lógico), la emisión que hayamos comprado bajará mucho de precio para ofrecer rentabilidades similares a las del mercado, por lo tanto si se quiere vender antes del vencimiento, se hará a precios inferiores al de compra, provocando pérdidas, y si se mantiene a vencimiento, se habrá perdido la oportunidad de invertir en activos con mayores rentabilidades (coste de oportunidades).

3.- Personas conservadoras que utilizaban el oro como "valor refugio":

En esto grupo englobamos los que quieren el capital sin buscar rentabilidades altas; éstos también tienen alternativas:

  • Depósitos a plazo fijo: Sin duda perderán poder adquisitivo por el efecto inflación comentado antes, ya que los intereses son pequeños, además dependiendo de las cantidades y de la entidad puede haber riesgo a algunas quitas.

  • Deuda a corto plazo de emisores solventes: También se perderá valor por inflación, pero analizando bien los emisores y diversificando los riesgos de capital son escasos.

  • Fondos garantizados u otros productos estructurados: Los tipos de interés que garantiza la gestora son algo más altos, pero también suelen ser a largo plazo (por lo tanto nos encontramos con el mismo problema que con deuda a largo plazo comentada antes); además, existe un riesgo real, ya que si hay quitas sobre alguna emisión en la que invierte el fondo el riesgo se puede extender al partícipe (inversor); por no hablar de las comisiones y falta de liquidez que tienen estos productos

  • Fondos de inversión de deuda: Hay que analizar qué tipo de deuda tiene el fondo y la reputación de la gestora.

  • Fondos de retorno absoluto: Son fondos que invierten libremente entre activos de riesgo y conservadores dependiendo de la evolución de los mercados intentando (no garantizando) proteger el capital del inversor optimizándolo en momentos que el mercado lo permita. Para valorar si son buenos fondos, además de conocer la gestora, hay que ver la evolución del fondo en momentos diferentes de mercados (alcistas, bajistas y laterales).

  • Combinación de todos los anteriores: Para mi, la mejor opción, de hecho se puede combinar con instrumentos de los grupos de personas anteriores (bolsa, derivados…) pudiendo "arriesgar" los beneficios de los productos conservadores para que estos obtengan rentabilidades extras a través de renta variable o incluso derivados, siempre con conocimientos del mercado utilizado o bien asesorados por profesionales independientes.


Puedes contactar con Luís García Langa en su perfil de experto independiente de iAhorro y aprender más de finanzas en su portal Aula Finanzas.

Opiniones de otros expertos sobre el precio del oro


Dado que hay opiniones diferentes y, en ocasiones, enfrentadas, sobre la evolución futura del oro y la existencia de una burbuja del dorado activo, en iAhorro hemos recabado las hipótesis de otros expertos en el tema:


El precio del oro es arbitrario, por Antolín Blanco.

El oro seguirá subiendo, opinión de Marc Garrigasait.

¿El oro está sufriendo una burbuja?, opiniones de Antonio Gallardo en los medios. Esta mañana acaba de opinar en directo en el programa Espejo Público de Antena 3.

Sobre el autor del artículo.

Agente financiero para Sociedad de Valores independiente desde el año 2003; desde el año 2012, cofundador y profesor de una Academia sobre Finanzas y Bolsa. Conocimientos técnicos en inversión en Bolsa, renta fija, fondos y productos derivados.

Más artículos del autor.

Fondos garantizados y de retorno absoluto

Fondos garantizados y de retorno absoluto

La renta fija también es arriesgada

La renta fija también es arriesgada

Invertir en inmuebles mediante los mercados financieros

Invertir en inmuebles mediante los mercados financieros

Invertir en Oro en el 2012: ¿inversión interesante o burbuja apunto de estallar?

Invertir en Oro en el 2012: ¿inversión interesante o ...