Educación financiera >

¿Cómo funciona la banca digital?

Claves para confiar en la banca online en tus gestiones diarias

- Última actualización el 14/05/2018

image backgorund post

La banca digital, o la banca online, es una herramienta imprescindible hoy en día para muchas personas. Este tipo de servicio que ofrecen las entidades bancarias supone un ahorro de tiempo muy valioso para sus clientes y un ahorro de costes muy apreciable para los bancos, dado que, en teoría, se vacían las oficinas y se aligeran los procesos.

Con todo, es un servicio que no utiliza todo el mundo, principalmente por desconocimiento y por falta de confianza: muchas personas dudan acerca de la seguridad de realizar una transferencia online, consultar el extracto, cambiar el límite de la tarjeta de crédito o solicitar un préstamo. Son personas que confían más en una libreta que en una aplicación móvil y siguen acudiendo religiosamente a la sucursal.

Sin embargo, para otras muchas personas la utilidad real de la banca online es valiosísima. Podemos consultar a diario nuestras cuentas, revisar los recibos (y también devolverlos si vemos algún error), incluso podemos descargar documentos útiles como los extractos o sobre la información fiscal de cara a la Renta 2017.

¿Es segura la banca digital?

La respuesta es simple y tajante: por supuesto que es segura. Hemos de fijarnos bien en determinados detalles y seguir unas pautas mínimas de seguridad (que detallaremos enseguida), pero cualquier entidad financiera seria y solvente desarrollará una banca online segura, con los últimos avances y garantías. Es algo que, al fin y al cabo, les conviene mucho: si hay agujeros de seguridad pueden perder mucho dinero.

  1. Comprueba que la página de la banca online dispone de una conexión segura: esto significa que, en primer lugar, está presente el famoso "candadito" de seguridad, además de que la dirección web que veas en la barra del navegadr empezará por "https". Si no es así, no introduzcas tus datos porque la página no es segura, o bien está hackeada.
  2. Accede a la banca online exclusivamente a través del acceso web de la página de tu banco, o bien a través de la app oficial de la entidad. Jamás accedas a la banca online desde un enlace en un correo electrónico, por ejemplo.
  3. Jamás respondas un correo electrónico que viene de tu banco. Hay muchos casos que contemplar, pero el banco no necesita enviarte emails (para eso tiene la banca online, para enviar mensajes dentro del entorno seguro). Ante la duda, llama a tu sucursal y pregunta. No piques con el phishing.
  4. Cuando termines de consultar la banca online, cierra sesión. Muchas aplicaciones de banca cierran la sesión tras pocos minutos de inactividad, pero no está de más ser más precavido y no dejar la sesión abierta ni un segundo más de lo necesario.
  5. Confirma siempre las operaciones utilizando el método que te haya proporcionado el banco. Ya sea con sistemas de firma, sistemas de coordenadas (o ambos) o cualquier otra manera posible, confirma todo siempre, conscientemente.
  6. Evita las redes WiFi públicas. Este es un consejo general de seguridad, pero muy importante. Una red pública es insegura por sí misma, así que a menos que utilices una VPN para conectarte al banco, es poco aconsejable que hagas gestiones en un entorno inseguro.
  7. Siempre que sea posible, cambia las claves de acceso a la banca online con frecuencia. Si no es posible (o no sabes cómo hacerlo), consulta a tu banco e interésate por incrementar la seguridad al máximo.

El resto de consejos que podemos ofrecer son consejos de seguridad muy generales, pero efectivos. Por ejemplo, siempre que tengamos que acceder a una aplicación crítica o que involucre nuestro dinero o nuestra información privada, debemos estar seguros en nuestro propio ordenador.

Esto significa mantener el sistema operativo bien actualizado (sobre todo poniendo especial atención en disponer de las actualizaciones de seguridad al día), y por extensión mantener el smartphone actualizado. Disponer de un buen antivirus es fundamental, tanto en ordenadores como en dispositivos móviles, para navegar con seguridad y no estar expuestos a los riesgos del cibercrimen.

Un ejemplo de banca online es el de Mediolanum. Esta entidad dispone también de múltiples opciones para las operaciones del día a día a distancia: banca online, banca telefónica y aplicaciones para dispositivos móviles. Además, de trabajar en estos canales, los clientes de esta entidad disponen de una atención personalizada de su Family Banker, que irá allí donde el Cliente prefiera a la hora que mejor le convenga.

Foto de Thomas Lefebvre en Unsplash.


Tags:
bancos cuentas

 

Sobre el autor del artículo.


Creando contenidos para empresas en Internet desde 2007. Soy copywriter y redactor SEO profesional y colaboro con iAhorro en el área de finanzas personales y ahorro doméstico.Creo que contar con una comunidad como la que ofrece iAhorro es un apoyo muy importante para las familias y para cualquiera ...

Más artículos suyos:
· Protege tu Wifi y no corras peligros en Internet.
· Nuevas tarifas "Fusión a lo Yoigo", en iAhorro.
· Cómo puedo saber si estoy en una lista de morosos, y cómo salgo de ella.
· Ventajas e inconvenientes de comprar una casa con bitcoins.

Posts Relacionados