¿Hipoteca tradicional o multidivisa?

Hipoteca multidivisa

Una consulta que recibimos en iAhorro con mucha frecuencia es si es mejor contratar una hipoteca tradicional o multidivisa. Intentaremos solventar vuestras dudas.

La hipoteca multidivisa es un producto que nos permite contratar nuestra hipoteca con los tipos de interés de la divisa con la que se contrata. Es un producto de alto riesgo, ya que aunque no sólo tenemos que tener en cuenta como riesgo la subida de los tipos de interés, también el tipo de cambio respecto al euro.

La divisa estrella de este tipo de productos ha sido el Yen, ya que desde hace muchos años sus tipos han estado por debajo del 0,5%, siendo ya más minoritarios el dólar y el franco suizo. Cuando el tipo de cambio del Yen se depreció frente al euro la mayoría de los clientes que tenían contratada este tipo de hipoteca vio como tenían que hacer frente a grandes pérdidas, introduciéndose la opción “multidivisa” permitiendo el cambio durante ciertos periodos del año a otras monedas, generalmente las tres mencionadas.

Un problema es que cuando se realiza el cambio  ya se ha producido una pérdida, y que la nueva divisa no evita el riesgo de nuevas pérdidas futuras.

En la actualidad con los tipos de interés tan bajos en la zona euro la contratación de una hipoteca en dólares o yenes aunque tengan tipos menores, las ganancias son muy limitadas mientras que el riesgo de pérdida por movimiento en tipos de cambio es muy importante.

Sólo se pueden considerar si hay grandes diferenciales de tipos de interés y se quiere asumir el riesgo para financiar un bien tan importante como es la vivienda.

Sobre el autor del artículo.

Licenciado en LADE y Master en Direccion Financiera, es colaborador habitual de diversos medios económicos.

Más artículos del autor.

Cómo elegir el mejor plan de pensiones

Cómo elegir el mejor plan de pensiones

El ahorro en Otoño

El ahorro en Otoño

Las mejores hipotecas del mes de octubre

Las mejores hipotecas del mes de octubre

La banca sin interés, es posible

La banca sin interés, es posible