¿Hipotecas para edificios eficientes? Siete entidades cuentan con condiciones especiales para estas viviendas

El proyecto busca incentivar los préstamos para edificios energéticamente eficientes y rehabilitaciones que supongan un ahorro de energía.


La banca apuesta por los edificios eficientes. El sector financiero español propone buscar incentivos que ayuden a fomentar la inversión sostenible, como por ejemplo, conceder incentivos fiscales en el caso de la constitución de las hipotecas verdes. Cuáles son las hipotecas más baratas de julio de 2018.

La European Mortgage Federation ha lanzado el proyecto 'Hipotecas Piloto a la Eficiencia Energética' a nivel internacional, en virtud del cual se buscará incentivar los préstamos para edificios energéticamente eficientes y rehabilitaciones que supongan un ahorro de energía, considerándose que estas medidas tienen un efecto de mitigación de riesgos para los bancos y proporcionan un mayor valor a la propiedad.

Bancos nacionales e internacionales 


En este plan participan un total de 60 bancos y organizaciones nacionales e internacionales. Dentro de este grupo se pueden encontrar 7 organismos españoles: el Ayuntamiento de Madrid, Caja Rural de Navarra, Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI), Cohispania, Tinsa y asociaciones como Green Building Council España, que coordina el proyecto a nivel nacional en colaboración estratégica con Triodos Bank, que también participa en el mismo.

 

Cómo son estas hipotecas 


Estas hipotecas de eficiencia energética podrían conllevar condiciones favorables de financiación para edificios energéticamente eficientes y rehabilitaciones que supongan ahorro de energía. Este plan busca dar respuesta al 'Plan de Acción de Financiación Sostenibles' en el que la Comisión Europea (CE) se ha comprometido a investigar la viabilidad de incorporar criterios de sostenibilidad en el mercado financiero europeo.

Se estima que el plan piloto, por el que las entidades deberán de presentar datos sobre el impacto de estas hipotecas en el riesgo crediticio, tendrá una duración de al menos dos años. Tras analizar las conclusiones obtenidas, se espera poder implementar productos hipotecarios con condiciones ventajosas para inmuebles eficientes energéticamente.

El coordinador del proyecto a nivel europeo, Luca Bertalot, ha destacado que "el gran número de participantes en la fase piloto representa el 50% de la deuda hipotecaria existente que, a su vez, supone el 25% del Producto Interior bruto (PIB) europeo". Al mando de este proyecto en España se encuentra Emilio Miguel Mitre, quien ha destacado que la viabilidad de una hipoteca de eficiencia energética "estaría garantizada en principio porque el edificio tendría un menor consumo de energía, lo que facilitaría que el usuario tuviera más facilidad para devolver el préstamo hipotecario".

"Además, un bien inmobiliario eficiente energéticamente tiene un mayor valor en el presente y es menos contaminante, lo cual lo sitúa en otra órbita que lo convierte en un mejor valor de futuro", ha añadido Mitre.