Problemas al cobrar un cheque

En algún momento de nuestras vidas nos tocará cobrar un cheque, a pesar de su poco uso en la actualidad. ¿Cuáles pueden ser los contratiempos a la hora de cobrar uno?

El cheque como método de pago no se usa tanto como antes, pero en algún momento determinado puede que debamos cobrar un cheque. Para cobrar un cheque debemos asegurarnos de la solvencia de la persona firmante del cheque, debemos asegurarnos que dicha persona es de confianza, en caso de que no tenga fondos tendremos problemas para cobrar dicho importe.

El cheque debe contener lo siguiente:

  • Nombre, apellidos y dirección de la persona que hace el cheque
  • Nombre del banco desde el cual se emite el cheque
  • Firma de la persona que crea el cheque
  • La palabra “cheque” debe aparecer en el documento

Es recomendable cobrar el cheque lo más rápido posible, para así evitar que la persona que lo emite no agote los fondos antes de que procedamos al cobro del cheque. Si el cheque tiene dos barras cruzadas la única forma de cobrarlo será mediante un ingreso en cuenta. Debes acudir a tu banco para que depositen la cantidad en tu cuenta bancaria.

Si no tiene dos barras cruzadas debes acudir al banco que emitió el cheque. Podrás cobrar el dinero en efectivo, pero también existe la opción de que te lo ingresen en tu cuenta bancaria.

El marco legal actual regula el lugar del pago de los cheques, establece que a falta de una indicación especial el lugar donde se deberá cobrar el cheque junto al nombre del emisor marcará el lugar del pago, ninguna entidad distinta a la indicada tiene la obligación de pagar en efectivo el cheque.

Esta medida es para evitar riesgos, ya que la entidad no puede comprobar que la firma coincide con la del titular de la cuenta. Algunas entidades ofrecen la posibilidad de digitalizar la firma y la documentación para evitar riesgos.