Proteger nuestro dinero de las turbulencias financieras


No vivimos para sustos, después de Grecia, de las advertencias a Portugal, a España, el viernes apareció de repente otro invitado sorpresa, Hungría, y su anuncio de que sus cuentas estaban falseadas y el riesgo de quiebra (aminorado este fin de semana con declaraciones del Gobierno húngaro y de la propia Unión Europea) llevó de nuevo a los nervios y la caídas de las bolsas y del euro.

Pero si un acontecimiento así pilla de sorpresa a los expertos, más aun a los pequeños ahorradores que ven con miedo como muchas de sus inversiones se derrumban. ¿Cuál es la mejor opción?

Como todo consejo, es mucho más fácil plasmarlo en un papel que aplicarlo en la realidad, y para el que tenga el dinero invertido en bolsa es mucho más complicado templar los nervios, pero si tenemos posiciones lo mejor en momentos de caída es la prudencia. A no ser que se tengan importantes plusvalías, o se quieran compensar pérdidas con otras ganancias no es recomendable vender con mercado bajista.

¿Pero comprar? Ante una avalancha tan grande de información debemos tener en cuenta diferentes aspectos, como qué invertir, cuándo, dónde y en qué proporción.

¿Debemos abandonar la bolsa? Si pensamos en el medio o largo plazo no, las bajadas están dejando a valores sólidos con precios atractivos e incluso con una buena rentabilidad por dividendo. Lo que si hay que ser más selectos a la hora de elegir una inversión a no ser que si apostemos por especular. Hay valores inmobiliarios que han subido más de un 20% en una sola sesión tras cerrar por ejemplo acuerdos de refinanciación de deudas, estas subidas pueden ser bajadas con cualquier noticia mala, por ello a la hora de invertir entre un 20%-30% en bolsa debemos hacerlo en empresas fuertes que seguramente subirán su valor con mayor estabilidad y crecimiento económico. Más diversificadas sean estas (mercados, productos) más disminuiremos el riesgo.

¿Qué hacer con los fondos de inversión? También depende de la posición, si tienes plusvalías y no quieres sustos a corto plazo puedes aprovecharte de las ventajas fiscales de cambiar de fondo, buscando más estabilidad y sin tener que pagar impuestos. La tendencia del dólar sigue siendo de fortaleza, por lo que invertir en el mercado estadounidense a través de fondos garantizados es una de las opciones más de moda en los últimos meses.

¿Volver a la renta fija? Las tensiones en la deuda los tipos de interés de letras, bonos y obligaciones, especialmente a largo plazo han elevado el tipo de interés. No hablamos de invertir en Grecia con sus tipos desorbitados si no creer en España que sigue teniendo una nota de “notable” para las agencias de calificación. Destinar unos euros a un bono a 5 años de España al 3,5% puede ser una buena opción para una parte de nuestros ahorros que no necesitemos en el corto plazo y por tanto no tengamos que vender antes de que finalice ese plazo.

Por último, buscar para los más precavidos, mantener liquidez ganando lo más posible con cuentas remuneradas y depósitos, en este caso si no tienen comisión de cancelación lo más idóneo para poder volver a inversiones con más riesgo cuando los mares de la inversión vuelvan a la calma.

Lista de artículos más recientes

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.