Sobre analistas, Europa y Japón

El mes de noviembre el euribor a un año estará cerca del 1%

Sobre analistas, Japón y EuropaVolvamos a los tipos de interés, ese numerito que cada día nos importa más. Tan solo hay que echar un vistazo a nuestras dos principales agencias de noticias. Si hasta hace unos meses lanzaban alguna nota de prensa con el euribor a fin de mes o cuando lo hacía oficial el Banco de España, ahora compiten para quien lanza la nota diaria antes, anunciando una nueva bajada que supone pagar un par de euros menos al mes que en el día anterior. Todas estas notas, por supuesto adornadas con las previsiones de expertos que vaticinan que para el mes de noviembre el euribor a un año estará cerca del 1%.


Él que suscribe, que revisa su hipoteca con los tipos de noviembre, ya ha puesto un par de velas, porque no se olvida que la mayoría de estos analistas hace poco más de un año veían los tipos al 6% para agosto de este año.


Pero pensemos que acierten o incluso que se queden cortos ¿Queda recorrido para seguir bajando? En estos días en que Japón parece haber recuperado el pulso y ha crecido un 3,7% en el último trimestre, muchos ven en la receta de tipos bajos la solución de la crisis pero se olvidan que desde septiembre de 1995 el Banco Central de Japón “presta “el dinero por debajo del 1%, y que incluso en la friolera de 14 años de tipos mínimos ha llegado a prestar al tipo oficial del 0,10%. Pero como suele pasar en la economía hay interpretaciones para todos los gustos, y están los que ponen como ejemplo a Japón, que siempre tuvo la tasa de interés en tipos “alemanes” de entre el 2,5% - 5% (salvo excepciones como la crisis del petróleo o la era Reagan con el elevado déficit comercial norteamericano) y no ha tenido reparos en bajar el precio del dinero durante más de una década para reactivar su economía.


El precio del dinero es mucho más que hipotecas, que parece ser lo único que nos muestran los medios de comunicación, unos tipos bajos hacen más atractiva la bolsa, ayudan a las empresas (si los bancos funcionan claro) pero debilitan el ahorro tradicional o los fondos de inversión de renta fija a corto plazo pero tienen el riesgo de elevar la inflación. Todo dentro de las teorías económicas y explicaciones de “por qué” ha sucedido algo en el pasado que también se nos dan a los economistas. Hace seis meses la mayor subida del paro en 42 años, el hundimiento de la producción industrial a nivel récord y la deflación, Japón se encaminaba a una profunda recesión, “quizá la peor desde el final de la II Guerra Mundial” según los analistas, hoy el crecimiento de la demanda externa y el consumo privado, confirman la recuperación de la economía japonesa, mañana…. Es de locos.