¿Te han pedido ser avalista en un préstamo? Esto es lo que debes tener en cuenta

Tus garantías y las de quien avalas son vitales

Ser avalista supone garantizar el pago, hacer frente, a la deuda avalada. En todo caso es un riesgo importante si se produce un impago, pero en una hipoteca lo es mucho más, dada la cuantía importante de este tipo de financiación.

Por todo ello es imprescindible que tengas en cuenta una serie de puntos para saber si este acto, que siempre debe ser muy meditado es o no posible. Os lo explicamos:

Cuál es la situación financiera de quien avalamos

El avalista garantiza el pago de la hipoteca cuando los hipotecados no pueden hacer frente a la deuda. Por ello, es imprescindible conocer y analizar su solvencia financiera. A priori, si se requiere un aval, esta solvencia financiera no es muy elevada, pero puede ser por distintas circunstancias. Por ejemplo, es de menor riesgo para el avalista que sea porque ha pedido una financiación elevada sobre el valor que la vivienda más que si es porque sus ingresos sean bajos.

Unos ingresos muy ajustados conllevan un mayor riesgo de impago y, por tanto, es clave a la hora de denegar esta solicitud de aval.

¿Dudas sobre el IVA en la vivienda? Te las ex

¿El avalista puede hacer frente a la deuda?

Si hemos avalado, creyendo que el riesgo de impago era pequeño, pero se produce, seremos quien responda a la deuda y, por ello, debemos saber si tenemos capacidad financiera de impago, que puede ir mucho más allá de alguna cuota puntual.

Es importante determinar que podemos pagar con nuestros propios recursos financieros, con nuestros propios ingresos. De no ser así, puede darse el caso de que si la vivienda, primera garantía de la hipoteca, se pueden dirigir contra el resto de los bienes del avalista, incluida su vivienda habitual.

te_han_pedido_ser_avalista_en_un_prestamo_esto_es_lo_que_debes_tener_en_cuenta

¿Quieres ahorrar a la hora de pedir una hipoteca?

Aquí tienes la clave

Hipotecante no deudor

Por último, es importante no descartar el uso de otras figuras que pueden ser suficientes para la entidad financiera y que limitan el riesgo, como es el caso del hipotecante no deudor.

Este, ofrece una segunda garantía al hipotecado, pero lo hace limitando claramente su riesgo a otro bien, generalmente otro inmueble, y protegiendo el resto de su patrimonio tanto presente como futuro.  

En definitiva, ser avalista no es algo arbitrario, aunque sea de alguien tan cercano como un hijo. Los problemas de un posible impago deben llevarnos a analizar muy bien la situación financiera, tanto del avalado, como la propia del avalista. Por todo ello, ver otras posibilidades, como la del hipotecante no deudor, con la que se limita el riesgo, puede ser mucho más atractiva.

En caso de duda es un buen momento para consultar con un asesor financiero. En el caso de los clientes de Banco Mediolanum pueden consultar todas su dudas a través de su Family Bankers, asesores personalizados que les guiarán en todas las tomas de decisiones económicas. 

 

Lista de artículos más recientes

¿Qué son los wallets y qué ventajas tienen?
¿Qué son los wallets y qué ventajas tienen?

No es más que un monedero si atendemos a la traducción literal de la palabra. Las entidades bancarias han desarrollado aplicaciones que funcionan como una cartera o monedero aunque este concepto cobra más importancia cuando hablamos de criptomonedas.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Préstamos?

iAhorro te ofrece la posibilidad de comparar entre todos los préstamos que oferta el mercado y te acompaña en el proceso de contratación para ayudarte a encontrar soluciones financieras adecuadas a tus necesidades. Elegir el mejor préstamo personal es clave para ahorrar dinero en la financiación.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.