Tipos de referencia hipotecarios (IV): el Rendimiento Interno de la Deuda

¿Qué es por lo tanto conceptualmente este índice?

términos del contrato


Las hipotecas sujetas a un tipo de interés variable pueden calcularse de acuerdo da diferentes tipos de referencia. Para saber más sobre las hipotecas, puedes descargarte nuestra Guía gratuita aquí.
Cuando hemos hablado anteriormente de hipotecas a tipo variable, es decir, las referenciadas a algún índice, siempre hemos hablado de los índices más usuales dentro de nuestro mercado hipotecario.
Cómo no, el Euribor es el índice estrella. Siendo con mucha diferencia el índice más usado para el cálculo de los tipos de interés de las hipotecas. También hablamos de los índices IRPH, dos de los cuales, IRPH de bancos e IRPH de Cajas, han desaparecido del mercado el 29 de abril de 2012, y queda sólo de este tipo el denominado IRPH del conjunto de entidades.
En esa misma fecha que indicamos comenzaron a comercializarse préstamos hipotecarios con un nuevo índice, el IRS que resume la media del índice a 5 años, frente a los 3 años que usan los IRPH para el cálculo de la media de tipos.

 

¿Qué es por lo tanto conceptualmente este índice?


Este índice, Rentabilidad Interna de la Deuda Pública, es un indicador que se elabora a través de la rentabilidad media de la deuda pública en el mercado secundario. Se trata de un buen índice siendo habitual que se le incorpore un diferencial positivo.
Frente a otro tipo de indicadores este índice presenta una importante ventaja diferenciadora de otros, y es la total transparencia, ya que frente a otros (la mayoría) en este índice y en su elaboración no intervienen las entidades financieras en la toma de datos para su cálculo. Esa es claramente la explicación por la cual estamos ante el índice de referencia menos ofertado del mercado.
Para el cálculo de este índice estamos hablando de que se emplea información sobre las evoluciones de los precios de la deuda para calcular la media semestral del rendimiento en el mercado secundario de deuda pública con vencimiento entre dos y seis años.
Como indica propiamente el Banco de España, aunque este es un tipo de índice muy poco utilizado, también forma parte de los índices de referencia que esta entidad supervisora elabora y publica, y, cuando es aplicado, es calculado sobre la rentabilidad media a la que son negociados los bonos del Tesoro, comprendiendo plazos de entre dos y seis años.
A tenor de esta descripción de cómo se debe de calcular, lo normal es que viendo como está evolucionando nuestra prima de riesgo y la rentabilidad del bono a 10 años, estemos ante un índice claramente más elevado en valor que cualquiera de los empleados o comentados hasta ahora, pero siempre teniendo en cuenta que al contrario es el índice hipotecario más claro en su funcionamiento, sin que haya oscurantismo por parte de las entidades en la intervención de su cálculo.
Lo que hay que reconocer es que en la situación actual en la que nos encontramos, aquellas hipotecas comercializadas y referenciadas a este índice hipotecario dejarían las liquidaciones y los tipos de interés a merced de los mercados.
Por eso en estos momentos consideramos que, aun siendo el índice más transparente, hoy con toda probabilidad es el más caro y más dependiente de la evolución del entorno.
Probablemente sería el mejor índice en otras circunstancias de la economía, pero hoy por hoy nos parece demasiado arriesgado.
Noticias relacionadas
Tipos de referencia hipotecarios (III): EL IRPH
Tipos de referencia hipotecarios (II): el IRS