Categoría |

Artículo sobre educación financiera


Todo sobre ahorro e inversión, actualidad y análisis sobre economía y finanzas personales.

"Voy a cobrarte por un servicio que utilicen otros", la nueva moda de las telecos

Un grano no hace granero, pero sí la factura más cara


Sería más adecuado decir "voy a cobrarte por un servicio que utiliza otro, y al que ya le cobramos". Si estáis atentos a la actualidad, seguro que ya has leído cómo la OCU está denunciando que Movistar empezará a cobrar por tener el servicio contestador activo, un servicio que no solo era gratuito, sino que gracias a él la compañía se embolsaba la preceptiva factura por la llamada, más la probable llamada de vuelta.



Ahora te quieren cobrar por el servicio porque no pueden subir el precio de las llamadas o la cuota de línea todo lo que querrían. Ese podría ser el resumen más crudo de lo que está ocurriendo. Ahora mismo no tengo los datos, pero estaba convencido de que, cuando instalé por primera vez mi línea de teléfono, tuve que llamar para que desactivasen ciertos servicios que no había contratado (un truco muy jugoso), y me sonaba que el contestador era uno de ellos. No recuerdo si se cobraba o no, lo que sí recuerdo es que nunca le vi utilidad alguna, en mi caso particular.

Un grano no hace granero, pero sí la factura más cara


Posiblemente lo que más daño pueda hacer a una compañía telefónica son las llamadas perdidas. Para nosotros es un simple "llama-cuelga", para las compañías significa reservar los recursos suficientes como para hacer una llamada con total calidad, y en ese caso se reservan "para nada". Ni siquiera pueden recaudar el coste de establecimiento de la llamada, que pretende reflejar esos costes de reserva y establecimiento de la conexión. Una llamada perdida significa pérdidas, siempre. Entonces lo lógico es cobrar por servicios como el contestador, subir al máximo la cuota de línea, cobrar más por identificar el número que llama, o por el desvío de llamadas. ¿Conspiranoico yo?

Como buenos consumidores, y mejores ahorradores, es bueno saber qué maniobras planean las compañías. De hecho es bueno saber que nos van a cobrar sí o sí solo con que hayamos utilizado ese servicio una cola vez durante los dos últimos meses. A eso se le llama venganza retroactiva. Como siempre, los consumidores pagamos, y pagamos además por servicios que son ya vetustos, anticuados, demodé,... Hoy en día, como la telefonía fija se utiliza cada vez menos, se regala en los packs de ADSL. Pero siempre hay quien la utiliza, y por supuesto quien quiere sacar ventaja de la pasividad de los españoles para la interposición de denuncias o quejas, y cobra "de tapadillo" por servicios que no tendría por qué facturar.

Si el contestador os parece grave, qué decir de la identificación de la llamada, ese servicio que simplemente toma de la señal de llamada el número de teléfono emisor y lo imprime en una pantalla. ¿Me vais a cobrar 73 céntimos al mes por dejar visible el número? Y a un millón, dos, ¿cinco millones de clientes más? (Los que sean, no tengo el dato a mano). Todas estas cosas me sugieren que, de verdad, los culpables de todo somos nosotros, los consumidores, porque nos las dan con queso y miramos para otro lado. Lo permitimos todo, no reaccionamos ante nada. Cierto es que se les llama "servicios de valor añadido", y por tanto ahí está la excusa de que se cobre por ello, pero ¿no es como cobrar por sujetar la puerta mientras pasan otras personas? (o sea, absurdo).

Por cuestiones como estas, muchos consumidores se plantean si de verdad necesitan seguir atados a la jaula de las comunicaciones fijas. ¿De verdad necesitamos una línea de voz en nuestras vidas? ¿No tiene más sentido disponer solo de una línea para el ADSL o la fibra, y desterrar ya para siempre los teléfonos fijos y sus varios servicios asociados, inútiles para cantidad de gente, y que se cobran a precio de oro (porque alguno debería ser gratuito)? A veces nos escandalizamos porque se nos cobra una comisión por realizar una transferencia a través de la banca online, pero pagamos alegremente 1 euro mensual por servicios como el contestador y la identificación de la llamada, sin despeinarnos.

Más información | OCU