20 septiembre 2017

IBI son las siglas de Impuesto sobre un Bien Inmueble. Se trata de un impuesto anual que se aplica por tener un inmueble en propiedad.

El IBI afecta al coste de poseer un inmueble y hay que tenerlo en cuenta antes de comprarlo, porque no solo se debe valorar el importe de la compra sino también el coste que supondrá mantenerlo. Es importante conocerlo antes de la adquisición para incorporarlo al presupuesto. El IBI es anual pero puede llegar a ser una cantidad considerable. Junto al IBI hay que valorar el coste de la hipoteca (en caso de necesitarla), una estimación de los suministros del hogar, los gastos de comunidad y una partida para mantenimiento.

¿Quién paga el IBI?

El IBI de un inmueble se le reclama al propietario del mismo, al titular de las escrituras. En caso de que durante el mismo año el inmueble haya tenido más de un propietario, en términos generales, se le exigirá al que sea propietario el día 1 de enero del año en curso.

Si se trata de un inmueble que está en alquiler el importe del IBI se le reclamará al propietario del inmueble, a partir de ahí el pago se realizará en base a lo que propietario e inquilino hayan negociado.

Hay algunas propiedades que están exentas de pagar el impuesto. Entre otras:

-    Las comisarías, cárceles o colegios. Aquellos inmuebles que son propiedad del estado, de las comunidades autónomas o de los ayuntamientos.

-    Inmuebles para la defensa nacional

-    Los inmuebles propiedad de la Cruz Roja

-    Las sedes diplomáticas en territorio español

-    Los inmuebles históricos significativos, aunque sean de titularidad personal, cuando se consideren como patrimonio histórico

-    Aquellos pertenecientes a asociaciones confesionales no católicas que estén reconocidas legalmente

Controversias ante el IBI

El IBI es un impuesto que ha protagonizado más de un titular. Los ayuntamientos son los que ponen el precio que cada inmueble debe pagar en concepto de IBI y la diferencia de unos a otros puede llegar a ser considerable. Esta falta de unificación es la que causa cierta polémica.

Las subidas del IBI, que suelen ser anuales, también son motivo de descontento entre los propietarios. Estas subidas también están determinadas por cada ayuntamiento.

Otra de las características no exenta de cierta polémica es el hecho que algunos edificios no tengan que asumir ese coste. Más que por el hecho en sí de no tener que pagar el IBI, por la elección de quién no lo paga.

Criterios para calcular el coste del IBI

Las características del inmueble determinan el coste del Impuesto de Bienes Inmuebles. Entre otras variables influye la zona en la que se encuentre, el fin al que se dedica (vivienda, oficina…), los metros del inmueble, el tipo de construcción…

Los ayuntamientos calculan el IBI en función de las características del inmueble pero los varemos, como decíamos, son distintos dependiendo del ayuntamiento. Alguien que vive en un ayuntamiento con un piso de similares características que alguien que vive en otra región pagará cantidades distintas.

Periodista

Me incorporo a iAhorro en 2013 para apoyar la parte de contenidos. Escribo sobre lo que, de un modo u otro, esté relacionado con el ahorro en gastos cotidianos. Anteriormente, he forjado mi vida laboral en diversos medios de comunicación, como prensa escrita, radio o televisión, colaborando en distintos departamentos.

Pregunta a nuestros expertos

Publicidad
Escucha los Podcast de iAhorro
Publicidad

Artículos por tema