8 septiembre 2017

grifo

No es una de las facturas más elevadas que recibimos al mes. Pero sí debemos tenerla en cuenta, sobre todo por las diferencias de precios encontradas y analizadas entre ciudades. Un estudio llevado a cabo por Facua – Consumidores en Acción ha revelado que entre ciudad y ciudad puede haber una diferencia en el precio de la factura del agua del 256%.

Tras hacer un análisis del precio de las tarifas del agua en 35 ciudades españolas, Facua concluye que las variaciones en las tarifas suponen hasta 238,20€ al año para viviendas de consumo de 10 metros cúbicos mensuales y si el consumo es de 20 metros cúbicos mensuales, la variación puede llegar a los 617€ al año (para la comparación han tomado únicamente los cánones y recargos que se aplican en las ciudades).

Consideran diferencias desproporcionadas, siendo los importes más elevados los de Murcia (28,43€/mes), Cádiz (23,75€/mes), Barcelona (23,16€/mes), Palma de Mallorca (22,50€/mes) y Huelva (22,44€/mes). En el otro lado se encuentra Oviedo, que sin importar el calibre del contador (13 o 15mm) el precio es de 8,58€/mes para un consumo de agua de 10 metros cúbicos.

Además destacan que en 10 de las 35 ciudades analizadas se ha producido un aumento en los precios en 2017, justificado por la modificación del precio de la propia tarifa (Bilbao, Málaga, Palma de Mallorca, Pamplona, San Sebastían, Santa Cruz de Tenerife y Vitoria) o cánones locales, provinciales o autonómicos como es el caso de Jaén o Sevilla.

¿Cómo se compone la factura del agua?

Normalmente únicamente nos fijamos en el total a pagar, en esa cifra que aparece en grande y en negrita que indica el cuánto nos ha costado el consumo de agua cada mes o cada dos meses (depende de la compañía que suministre el agua). Pero en ese total a pagar no solamente influye el consumo de agua sino que entran a formar parte del precio muchos otros componentes. ¿Cuáles?

El servicio de abastecimiento de agua (el servicio en sí mismo de agua, captación, embalse, potabilización y distribución, donde hay una parte fija y otra variable en función del consumo) y el servicio de saneamiento (depuración de aguas residuales) componen cerca del 80% del importe de la factura. Pero además hay otros conceptos por los que el consumidor paga, como son el servicio de alcantarillado (recogida de aguas usadas y traslado), la cuota para la conservación del contador (mantenimiento del contador), cuota de recogida de residuos sólidos urbanos, cánones autónomos (tributo autonómico para financiar el ciclo integral del agua), IVA (impuesto indirecto que grava el consumo de bienes y servicios) y bonificaciones y descuentos (familia numerosa, jubilados, bono social…). Todo ello compone la factura y el total a pagar, pero el porcentaje de cada uno de ellos puede variar en función de la ciudad.

Trucos para el ahorro de agua en el hogar

  • Ducha mejor que bañera. Según IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) la ducha consume cuatro veces menos agua que un baño. Puede llegar a suponer cerca del 50% de ahorro cada vez.
  • Cerrar correctamente los grifos. Cada gota cuenta y un grifo mal cerrado puede suponer hasta 100 litros de agua perdida al mes según IDEA. Controlemos cada goteo y fuga. Además, uno de los mejores consejos de ahorro es el de cerrar los grifos cuando no se necesiten, enjabonado, cepillado de dientes, afeitado…
  • Instalar reductores de caudal en los grifos. Se calcula que el caudal óptimo de un grifo debería ser de 6 litros por minuto, al ser así es posible llegar a un ahorro del 60% en el consumo.
  • Programa económico en el lavavajillas. Fuera mitos, utilizar un lavavajillas consume menos litros de agua, eso sí, recomendable siempre ponerlo en marcha cuando esté lleno, sino, el ahorro se nos va por las cañerías.

Pregunta a nuestros expertos

Publicidad
Escucha los Podcast de iAhorro
Publicidad

Artículos por tema