5 septiembre 2017

llaves puerta

El pasado mes de julio el anteproyecto de Ley Reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliaria fue enviado al Consejo de Estado con el objetivo de llegar al Consejo de Ministros y al Parlamento en los próximos meses. Su entrada en vigor, en condiciones normales, debería darse el primer trimestre del próximo año. Dicha Ley responde a la normativa europea impuesta desde Bruselas que debería haberse adoptado en la legislación española hace aproximadamente un año y medio.

Los principales objetivos que se marcan en esta ley son dos: por ofrecer mayor protección al consumidor y servir como garantía de las buenas prácticas en el sector bancario. Aumentando, para ello, la transparencia en todas las cláusulas y reforzando la etapa de contratación del préstamo, entre otras medidas. Aquellos que están buscando hipotecas tendrán que estar al tanto del recorrido de esta ley.

Más transparencia

Una de las novedades que incluye el anteproyecto de ley es la visita obligatoria y gratuita al notario para verificar la legalidad del contrato y sus cláusulas para que este resuelva todas las dudas que puedan derivarse del contrato hipotecario. El cliente podrá elegir el notario y este tendrá que certificar y dar constancia de que el cliente es consciente de qué está firmando y de los diferentes escenarios que se le pueden llegar a plantear aceptando dicho contrato.

La entidad deberá poner en claro todas las cláusulas que tenga la hipoteca. El cliente tendrá derecho a exigir más información siempre que lo considere necesario. Además, en el contrato deberá especificarse el reparto de los gastos hipotecarios que conlleve el préstamo. La normativa no entrará en quién debe hacerse cargo de ellos, pero sí indica la obligatoriedad de que queden claramente reflejados y desglosados.

Por otro lado, la nueva ley hipotecaria incluirá una lista en la que se incluirán todas las cláusulas que se puedan considerar ilegales en un contrato hipotecario.

Vinculación hipotecaria

Las vinculaciones hipotecarias desaparecerán, convirtiéndose en ventas combinadas. Es decir, no será obligatorio contratar otros productos como, por ejemplo, planes de pensiones o seguros de vida. Estos productos podrán bonificar el tipo de interés, pero la concesión de la hipoteca no dependerá de si se contratan o no.

En caso de que las entidades dispongan de este tipo de ofertas, deberán presentar obligatoriamente dos presupuestos al cliente: por un lado, uno en el que se aparezcan reflejados los productos que se comercializan junto con el préstamo y cómo reducen el tipo de interés y, por otro, un presupuesto en el que no aparezcan reflejados.

Intereses, comisiones y otros costes

Interés de demora. Quedará limitado a tres veces el interés legal del dinero – situado en el 3% en 2017 – sobre el principal pendiente de pago.

Comisión por amortización anticipada. La amortización se podrá llevar a cabo en cualquier momento a lo largo de vida del préstamo, siempre se aplicará sobre el importe amortizado y no sobre el pendiente de amortizar y quedará limitada de diferente manera en función del tipo de hipoteca de la que disponga el cliente.

  • Hipoteca a tipo variable: La comisión se limitará al 0,50% durante los 3 primeros años, del 0,25% hasta el quinto año y del 0% durante el resto del préstamo.
  • Hipoteca a tipo fijo: La comisión será del 3% durante los 10 primeros años y del 2% durante el resto de vida de la hipoteca.

Cambio de hipoteca variable a hipoteca fija. Se reducirá el coste en la subrogación de una hipoteca. El banco solo podrá cobrar una comisión del 0,25% durante los tres primeros años de la vida de la hipoteca, pasando a ser en el resto del plazo del 0%.

Más protección al cliente

El anteproyecto de la nueva Ley Hipotecaria también tiene el objetivo de proteger al cliente frente a los desahucios por lo que establece un cambio en los términos que permiten activar la cláusula de vencimiento anticipado. Con la ley actual, la entidad puede dar por finalizada la hipoteca y proceder al embargo de la vivienda cuando se incumpla el impago de 3 cuotas de la hipoteca. Con esta ley se pretende endurecer dichos plazos: en lugar de tener en cuenta el número de cuotas impagadas, la entidad tendrá que fijarse en un porcentaje del capital que variará en función del momento de vida de la hipoteca en el que se encuentre el cliente.

Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Salamanca. Inmersa en el mundo del ahorro y las finanzas como colaboradora de iAhorro desde 2016.

Pregunta a nuestros expertos

Publicidad
Escucha los Podcast de iAhorro
Publicidad

Artículos por tema