¿Me conviene amortizar hipoteca antes de fin de año?

¿Qué puedes hacer con tus ahorros de este año para sacarles rentabilidad?


En esta época regresan las preguntas habituales: ¿amortizamos hipoteca antes de fin de año? ¿Inyectamos dinero en el plan de pensiones? ¿Qué es mejor y qué peor? Y, ¿de qué depende?

La hipoteca es uno de los gastos más importantes de las familias, y no es baladí que nos planteemos amortizar una cantidad importante al cierre del año para, o bien reducir el plazo de la hipoteca, o bien reducir la cuota. Hacer esto, en principio, nos permitiría terminar de pagar antes, o bien estar más desahogados mes a mes.

Sin embargo, dependiendo de algunas variables externas puede ser mala idea amortizar la hipoteca en estas fechas. O, al menos, puede ser una idea no tan buena como pudiéramos pensar.

Cuándo me conviene amortizar la hipoteca de manera anticipada

Pongamos por caso que, llegada esta época del año, disponemos de unos ahorros a los que queremos sacar partido. Una de las primeras opciones que nos puede venir a la cabeza es amortizar la hipoteca de forma anticipada para ir avanzando.

Que esta idea sea buena o no tan buena depende, en primer lugar, de si al amortizar la hipoteca vamos a conseguir beneficios fiscales. Y esto no suele ser así cuando los tipos son bajos. Además, dependerá también del sistema de amortización de la hipoteca, que en España sigue el modelo francés en la inmensa mayoría de casos.

El Euribor ha cerrado noviembre, de nuevo, en valores negativos al -0,189%. Es una tendencia vigente desde hace diecinueve meses, y eso significa que en estos momentos la financiación es más barata, todavía, que en todo ese lapso (y algo más, puesto que el Euribor lleva bajando desde verano de 2014). Es decir, el coste de la financiación se sigue abaratando y la carga de intereses en las hipotecas es menor.

En este contexto, amortizar la hipoteca de manera anticipada no es la mejor de las ideas, puesto que las reducciones de intereses y, por tanto, de cuota, no nos da un beneficio superior a lo que obtendríamos de invertir esos ahorros en otros productos financieros. Sí, se rebajaría la cuota a pagar, pero el beneficio fiscal no sería interesante.

Hay que saber que, como norma general, si el interés a pagar por la hipoteca es inferior a la rentabilidad de otra inversión que podamos acometer no conviene amortizar.

Qué hacer si tenemos ahorros y queremos sacarle partido

Existen alternativas para sacar más rentabilidad a nuestros ahorros en un contexto como el actual, y como siempre que hablamos de inversiones, hay que decidir qué riesgo queremos asumir y tener claro nuestro perfil inversor.

Una vez que lo sepamos, podemos decidir si queremos contratar productos con mayor rentabilidad, pero también más riesgo, o bien si optamos por productos más conservadores y rentabilidades algo menores.

Aquí puedes consultar los mejores depósitos del momento, que como ves van a rentar más de lo que podrías obtener al amortizar tu hipoteca a día de hoy. Existen otras alternativas, por supuesto, como aportar una cantidad extra a tu plan de pensiones y otras soluciones, pero te recomendamos que pidas asesoramiento para decidir la mejor solución para tu caso particular, sobre todo si quieres saber cómo sacar el máximo partido a la deducción de IRPF por compra de vivienda, entre otras cosas.