Qué son los "stops" en bolsa y cómo colocarlos

Diferencia entre Stop Loss y Take Profit

Cuando se invierte en el Mercado Bursátil no siempre es necesario estar delante del ordenador esperando a recoger los beneficios o cortar una operación en pérdidas, hay dos herramientas para cubrir esos dos supuestos: las órdenes Stop Loss (límite de pérdidas) y Take Profit (toma de beneficios). La orden stop loss limita la pérdida y la orden Take Profit limita el beneficio. Son dos de las herramientas básicas más utilizadas en las operaciones bursátiles, tanto en la operativa a corto plazo como en operativas a largo plazo, tanto en posiciones cortas como largas, siendo válidas para cualquier tipo de activo financiero y pudiéndose configurar en cualquier momento mientras se encuentre la posición abierta.

Como este tipo de órdenes no están contempladas en el SIBE (Sistema de Interconexión Bursátil Español) entonces se trata de stops “mentales”, stops sobre la hoja de cálculo de la cartera o, stops que se introducen en el bróker o intermediario financiero para que según las condiciones los envíe al Mercado como si de una orden convencional de compra o venta se tratase.

El inversor debe de crear una ficha o plan de trading por valor indicando siempre el tamaño de la posición, el stop de protección y el objetivo de precios. Y esto únicamente se logra manteniendo un alto grado de disciplina pues si después de un análisis minucioso de la operativa no se es consecuente con lo que se ha analizado, el trabajo no servirá de nada.

como-colocar-stops-en-bolsa

¿Cuáles son los mejores préstamos de octubre de 2020?

Echa un vistazo a la oferta del mes

Existe la posibilidad de programar una orden Stop Loss y una orden Take Profit  en una misma operación. Si esto ocurre y salta una de las dos órdenes, la otra queda anulada automáticamente.

¿Qué son las órdenes Stop Loss?

Siempre he tenido la sensación de que el Stop Loss en Bolsa es como el seguro multirriesgo del hogar: se paga una prima a cambio de que en el caso de un siniestro no se vea afectada la economía familiar. La prima a pagar dependerá de los riesgos que se quiera que sean cubiertos por el seguro. En los Stop Loss ocurre lo mismo, evitan una descompensación en el monto de la cartera de inversión y sirven para distinguir los aciertos de los errores.

Las órdenes Stop Loss tienen como objetivo fijar límites de precios para salirse del Mercado en situaciones adversas o de riesgo para la posición tomada protegiendo el capital, siendo un punto de salida en unas condiciones específicas del Mercado. Así, en una posición corta identifica el precio límite para salirse en caso de giro al alza de los precios; por el contrario, en una posición larga identifica el precio límite para salirse de la posición en caso de una caída del Mercado. Por lo tanto, son órdenes de compra o de venta a un precio diferente al de cotización real que serán ejecutadas sólo si el Mercado alcanza dicho precio. La orden de compra se sitúa por encima al precio actual de Mercado y la de venta por debajo del precio de cotización.

Los principales tipos de Stop Loss que existen son:


•    Stop Loss: Es un stop preventivo que se situará en el nivel de precios para el cual el análisis queda invalidado debido a que la tendencia cambia con respecto a la visión inicial del Mercado.

•    Stop Loss dinámico: No tiene ningún sentido mantener un stop fijo en una posición, pudiendo generar más perjuicios que beneficios. Cuando se tiene una posición abierta en la tendencia acertada por el análisis, se deberá ir acompañando al precio con un stop progresivo. Este stop se mueve con la tendencia, pero no se modifica si cambia. En este caso hay veces que una orden Stop Loss llega a entrar en beneficios convirtiéndose entonces en lo que en la jerga financiera se denomina Stop Profit.

•    Stop break even: En este caso el stop se coloca al mismo nivel de entrada de la operación sumándole las comisiones para que en caso de cambio de tendencia la posición sea neutra. Este stop no será igual que el de entrada, sino que vendrá definido por uno dinámico hasta llegar a ese punto.

•    Stop de gestión: Es el dinero que se está dispuesto a perder en cada operación, independientemente de que la posición sea larga o corta. Se establece en el mismo momento de la entrada y se modifica atendiendo a la aceptabilidad con que se vaya desarrollando la operación.

La mayor dificultad que se encuentra el inversor con el manejo de los stops es su colocación. Para empezar, no son iguales los stops del analista fundamental que del técnico. El analista técnico analiza los precios de la cotización de los valores, en consecuencia, sus stops están basados en la modificación de dichos precios con la intención de proteger su capital. Por el contrario, el analista fundamental estudia a las empresas atendiendo a sus cuentas de resultados, por lo tanto, su stop vendrá dado por el hecho de la variación del balance por un cambio en las condiciones o perspectivas del negocio de la empresa analizada.

Gestión activa vs gestión pasiva


Por esta razón y por la complejidad que entrañan es muy difícil colocarlos en el sitio adecuado. El lugar de colocación del Stop Loss es un tanto personal a criterio del trader y su sistema de inversión, junto a la formación adecuada, siendo necesario encontrar el punto lógico y coherente de la estrategia utilizada, sin olvidarse de que el hecho de que salte un stop es aceptar el error del cálculo previo.

Se pueden colocar atendiendo a:
•    El porcentaje o precio fijo respecto a la cotización inicial
•    Soportes y resistencias
•    Medias móviles
•    Máximos o mínimos relativos
•    Máximos o mínimos de un número de sesiones
•    Volatilidad (ATR)

Hay ocasiones, muy pocas, en que los stops no saltan en el punto indicado debido, entre otras cosas, al deslizamiento (diferencia entre el lugar donde se coloca el stop y el punto donde realmente se ejecuta la orden). El deslizamiento se produce en circunstancias anormales del Mercado cuando se produce un hueco en la cotización.

¿Qué son las órdenes Take Profit?

Las órdenes Take Profit  tienen como objetivo establecer un nivel de beneficios para que cuando el precio de la acción llegue a ese nivel se venda la posición recogiendo el beneficio adquirido. El Take Profit es por tanto la orden opuesta al Stop Loss. Esta orden garantiza que se gane el beneficio que se considere óptimo para aprovechar un movimiento, bien sea en una posición corta o larga.

Las ordenes Take Profit las fija el propio inversor pudiendo ser de compra o venta, según la operación inicial sea una posición corta o una posición larga respectivamente.

Existen diferentes puntos de vista sobre el uso de las órdenes Take Profit. Para algunos inversores, el uso del Take Profit es imprescindible para no ser víctimas de la volatilidad del mercado. Otros, sin embargo, desaconsejan su uso aludiendo a la máxima de que un trader debe limitar la pérdida, pero no el beneficio.

Lista de artículos más recientes

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.