Invertir >

Plan de pensiones o fondo de inversión ¿Qué es más recomendable para un adulto de 30 años?

Descubre las diferencias entre plan de pensiones y fondo de inversión en este artículo.

image backgorund post

El futuro de las pensiones es una de las preocupaciones más importantes de los españoles y complementar las mismas es cada día un punto más fundamental. Ante la incertidumbre lo mejor es anticiparse e intentar dedicar parte de nuestro dinero o ahorro presente a complementar nuestra pensión futura y siempre adaptándonos a nuestras circunstancias económicas y familiares, y analizando todas las posibilidades, con los pros y contras, de diferentes productos. 

 

Planes de pensiones o fondos de inversión cuestión de liquidez 

 

La rentabilidad de las inversiones es un punto esencial. Esta va ligada al riesgo. En circunstancias normales, cuanto más riesgo se esté dispuesto a asumir, más rentabilidad se puede obtener, pero también pueden ser mayores las pérdidas potenciales. A más largo plazo, cuando tenemos alrededor de 30 años, podemos optar con mayor potencial de revalorización, pero también esta duración puede condicionar la liquidez. 

Este es un punto esencial en el que chocan los dos productos fundamentales para la previsión a largo plazo: planes de pensiones y fondos de inversión. 

 

Qué es un plan de pensiones

 

Cuando se piensa planificar la jubilación, el primero en el que piensa la mayoría son los planes de pensiones. Creados para constituir un complemento a nuestra jubilación a partir de pagos periódicos durante nuestra vida laboral, tienen una gran ventaja para fomentar su contratación: la fiscalidad. Podemos reducir de nuestra base imponible de trabajo o actividades profesionales hasta 8.000 euros o el 30% de nuestros ingresos, siempre la menor de estas cifras. Pero en su contra tenemos que antes de la jubilación sólo se puede disponer del dinero en circunstancias extraordinarias como paro de larga duración después de cobrar la prestación de desempleo, invalidez o fallecimiento.

 

Ventajas y desventajas 

 

El principal problema está en la liquidez. Al ser un producto finalista, su meta es conseguir esta renta o capital que recibiremos cuando llegue la jubilación y el rescate sólo era posible llegado este momento o en circunstancias especiales como paro prolongado o enfermedad grave. La modificación aprobada hace escasas semanas que permitirá el rescate de las aportaciones cuando cumplan 10 años, con efectos desde el año 2025 (10 años desde las aportaciones realizadas en 2015 o antes), mejorará la liquidez de estos productos. 

 

¿Qué es un fondo de inversión?

 

En el lado contrario los fondos no tienen problema de liquidez, podemos venderlos total o parcialmente cuando queramos, pero no tienen ningún tipo de ventaja fiscal.

Ambos comparten la posibilidad de poder realizar traspasos entre productos sin tener que tributar por los mismos, y así, beneficiarse de poder adecuar el nivel de riesgo a sus circunstancias y en el tramo final poder consolidar ganancias pasando a productos de menor riesgo.

 

¿Qué condiciona la elección entre planes de pensiones y fondos de inversión?


La principal razón de que las aportaciones a este tipo de productos sean escasas es la falta de ahorro en los más jóvenes. La incertidumbre es otro de los puntos claves porque la necesidad de dinero en un horizonte tan lejano es muy difícil de predecir. 

Aunque la liquidez mejore con la nueva medida de poder rescatar las aportaciones cuando cumplan los diez años, esta puede ser insuficiente y si tenemos en cuenta que podemos seguir una misma estrategia de inversión ya sea con fondos de inversión o con planes de pensiones, será la liquidez el punto fundamental a la hora de elegir entre unos y otros u optar por una estrategia mixta: 

  1. -    Planes de pensiones: Para aquel dinero que tengamos completa seguridad que no necesitemos, no sólo al plazo de 10 años que ya se puede rescatar, pensando en su objetivo final de llegar a la jubilación. Con estas aportaciones podemos beneficiarnos de su fiscalidad. 
     
  2. -    Fondos de inversión: Aunque el enfoque principal es también el largo plazo y con más de 30 años para la jubilación principalmente se opte por productos en los que conseguir una alta rentabilidad y por tanto necesiten tiempo para madurar, podemos optar por estos productos si pensamos que podemos necesitarlos en el futuro. 

En este caso si es importante diversificar entre diferentes fondos. Si sólo se opta por fondos de alto riesgo, cualquier recuperación en el corto plazo, incluso parcial, puede generar pérdidas importantes, por ello hay que distribuirlo entre varios productos, para en caso de necesidad vender en aquel que genere el menor perjuicio económico. 

En definitiva, dos formas para conseguir un mismo objetivo para el ahorrador que tenga cualquier tipo de perfil de riesgo a largo plazo pero en el que puede adaptar su posible necesidad de liquidez.

Los planes de pensiones conllevan un riesgo para el cliente por lo que es muy importante estar seguro de lo que se quiere para no tener ningún problema. En el caso de Banco Mediolanumm, el plan de Pensiones Bonus integra en un único producto diferentes estrategias de inversión, permitiendo al titular movilizar sus derechos consolidados de un plan a otro.  



 

Sobre el autor del artículo.



icono del autor

Antonio Gallardo

Experto en productos financieros
@ Algallardo

Licenciado en LADE y Master en Direccion Financiera, es colaborador habitual de diversos medios económicos.

Más artículos suyos:
· Cuentas remuneradas: la deslealtad con los bancos tiene premio.
· ¿El principio del fin de los cajeros gratis?.
· La reforma de las pensiones: cotizar más para recibir menos.
· Nuevas medidas sobre desahucios.

Posts Relacionados