Invertir >

¿Qué comisiones hay que pagar al contratar un fondo de inversión?

¿Por qué optar por un fondo de inversión?

image backgorund post


A la hora de elegir una opción para sacar partido a nuestros ahorros se pueden barajar varias posibilidades: hay quien prefiere invertir en un depósito que dé rentabilidad a su dinero y quien opta por los fondos de inversión.

El informe anual sobre las Instituciones de Inversión Colectiva y los Fondos de Pensiones de INVERCO, destaca que por cuarto año consecutivo las familias españolas han duplicado la tenencia de fondos de inversión. Esto los convierte en el instrumento financiero con mayor incremento de saldo en este período. Los Fondos de Inversión domésticos destacaron al atraer 573.064 nuevos partícipes, lo que supuso un incremento del 6,9% en el año, cerrando 2016 con 8.280.413 clientes.

Estos datos reflejan el crecimiento de estos productos de ahorro que constituyen una opción cada vez más interesante para los ahorradores. No obstante, hay que contemplar todos los gastos que genera su contratación, es decir, las comisiones que tienen.

¿Por qué optar por un fondo de inversión?


Un fondo de inversión es un instrumento de ahorro formado por la suma de las aportaciones que realizan un grupo de clientes, llamados partícipes que invierten en activos financieros tales como acciones, bonos, etc. Este fondo está gestionado por una sociedad gestora encargada de rentabilizar el dinero, a través del cobro de unas comisiones, y controlado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que supervisa la correcta actuación de los gestores para que no se produzcan irregularidades.

Las ventajas residen en que se obtiene más rentabilidad al acceder a mercados en los que no podrían invertir correctamente. Al contratarlo, los gestores de los fondos se ocupan de la gestión de una parte del proceso y por otra parte, el proceso de inversión está controlado por unos profesionales, llamados brókers, los que van a elegir la mejor opción para destinar el dinero de los clientes inversores.

Según el Informe de INVERCO, su remuneración media anual se sitúa en el 1,9% a 3 años, 3,45% a 5 años o el 3,53%a 25 años. Una rentabilidad superior a otros productos de ahorro como son los depósitos, los cuales no superan el 1%.

Otro de los puntos positivos de estos productos es que permiten disponer de la totalidad del dinero, o parte de él, sin penalización y no es necesario realizar una gran inversión para acceder a ellos. Asimismo, cuenta con ventajas fiscales ya que nos permiten no pagar a Hacienda por lo que se gane o se pierda hasta que no saquemos el dinero del fondo.

Suscripción, gestión, reembolso y depósito: ¿Qué son?


Al optar por un fondo de inversión un aspecto fundamental que hay que tener en cuenta es que hay una serie de comisiones que se deben abonar. De ellas dependerá la rentabilidad que se va a obtener y las gestoras no pueden cobrar cualquier importe, hay unos límites máximos especificados por INVERCO.

  • Comisión de gestión: es la que cobra la gestora del fondo por los servicios prestados. Es un coste obligatorio que hay que abonar. Se contemplan varias: sobre el patrimonio el máximo que se puede cobrar es un 2,25%, sobre los resultados un 18% y sobre patrimonio y resultados es un 1,35% y un 9%, respectivamente.

  • Comisión de depósito: es aquella que pagan los que depositan su dinero por la administración y custodia de las aportaciones. Esta comisión varía según el producto que se contrate y no es tan elevada como la comisión de gestión. Un 2 por mil como máximo anual del patrimonio como comisión de depósito.

  • Comisión de suscripción: es la que cobra la gestora a cada uno de los partícipes por invertir en el fondo. Hay fondos que no cuentan con esta comisión.

  • Comisión de reembolso: esta comisión depende de cada fondo de inversión y se abona en el momento en el que el titular vende sus participaciones, ya sea una parte o la totalidad de las mismas. Tanto la de suscripción como la de reembolso tienen un coste de un 5% del valor liquidativo de las participaciones.



 

Sobre el autor del artículo.


Posts Relacionados