Ante una catástrofe natural… ¿Qué ocurre con la hipoteca de mi vivienda?

La póliza se encargará de paliar las consecuencias que conllevan este tipo de situaciones

Inundaciones, terremotos, huracanes, tornados… La naturaleza, en ocasiones, ruge con fuerza y arrasa con todo lo que hay a su paso, también con las viviendas. En este contexto, ¿qué ocurre con la hipoteca?

Ante una catástrofe natural, el Consorcio de Compensación de Seguros se hace cargo de los daños causados a personas que dispongan de un seguro de hogar. Cuantifica los daños y, a partir de ahí, establece una solución.

¿Y que pasa si tenemos una hipoteca? Todo dependerá de la magnitud del destrozo que haya causado el fenómeno natural. Carlos Lluch, bróker de seguros y experto financiero de iAhorro, explica que, si el daño es parcial, la póliza cubrirá esos destrozos para hacer que la vivienda sea habitable de nuevo. 

En el caso de que una población sufriera lluvias intensas y, en consecuencia, varias viviendas se acabaran inundando, el seguro se encargaría de cuantificar los daños (muebles rotos, suministros estropeados, etc.) y procedería a la reparación del inmueble para recuperar su habitabilidad.

Si por el contrario una vivienda es destruida por completo a causa de un terremoto, huracán o, incluso, un volcán, todo cambia. Para empezar, la vivienda puede estar hipoteca y, en ese contexto, uno de los damnificados es el banco, puesto que se queda sin garantía del préstamo. 

“Conforme al artículo 40 de la Ley 50/1980 de contrato de seguro, si hay hipoteca el banco tiene un derecho especial como acreedor preferente ante el asegurador” asegura Lluch. Esto significa que la póliza tendrá que pagarle lo que queda de la hipoteca a la entidad.

¿Cuáles son las mejores hipotecas de septiemb

Después llegaría el momento de la reconstrucción. La mayoría de los seguros coinciden en que la obra deberá ser realizada en el mismo lugar en el que estaba la vivienda anterior. En cuanto a la cantidad que se percibirá para llevar a cabo el proyecto, dependerá de lo acordado con la compañía.

“Si el criterio contratado es a valor de nuevo o reposición se pagará lo que costaría la reconstrucción; si es a valor real se aplicará depreciación por cada año de uso hasta alcanzar el valor residual de la edificación”, puntualiza el bróker de seguros y experto financiero. Por lo tanto, puede darse la situación de que la casa haya perdido valor y, en consecuencia, se reciba menos dinero para rehacerla.

ante-una-catastrofe-natural-que-ocurre-con-la-hipoteca-de-mi-vivienda

¿Conoces el origen de las hipotecas?

¡Descúbrelo aquí!

Catástrofes con difícil solución

Puede darse la situación de que el terreno en el que se encontraba la vivienda arrasada haya quedado impracticable: se puede haber convertido en un río a causa de las lluvias, puede estar lleno de lava volcánica, etc. No obstante, la mayoría de los seguros especifican que la reconstrucción debe realizarse en el mismo lugar, por lo tanto, tocaría negociar para conseguir rehacer el inmueble en otra ubicación que sí pueda ser habitada. 

Lista de artículos más recientes

Haz tu pregunta


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.