Así es el Uber de las motos que triunfa en Asia y que fracasó en España

mpresas como Grab ofrecen la posibilidad de recoger a un viajero y llevarlo a su destino en moto.


La guerra del Taxi contra las licencias VTC sigue abierta. Esta semana, el gobierno de Pedro Sanchez ha aprobado un real decreto ley por el que traspasará a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos la potestad de regular este servicio. De esta manera, a partir de octubre de 2022 los ayuntamientos podrán fijar el número de VTC que circulen en sus ciudades; es decir, qué proporción de VTC por cada taxi en circulación.

Mientras en Europa, el gremio del taxi lucha contra los coches privados en Asía se suman el servicio ofrecido por motoristas. Empresas como Grab ofrecen la posibilidad de recoger a un viajero y llevarlo a su destino en moto.

Los mototaxis son muy populares en países en vías de desarrollo. Su bajo coste y su pequeño tamaño que les permiten librarse de los temidos atascos han ayudado a que su popularidad crezca a buen ritmo. Otro de los beneficios es su coste, inferior al de los coches. 

Este modelo intentó imponerte en España en 2012, pero la falta de regulación y la fuerte oposición de los taxistas acabó con las empresas que pretendían hacerse un hueco en este sector. En este caso el gremio del taxi le ganó la partida. 
 

Precio licencia Taxi vs VTC


A principios de septiembre había 11.200 licencias de VTC, 469 más que el pasado mes de agosto. Esa cifra quintuplica el máximo de 2.184 que debería haber por ley, en función de los 65.539 coches que suma el sector del Taxi. En estos momentos, la ratio operativa es de una licencia de VTC por cada seis taxis, cuando desde el año 2015, la ratio entre licencias VTC y Taxi estaba fijada en 1/30. 

España no es el único país en el que los taxistas han arremetido contra empresas como Uber o Cabify.  El elevado precio de las licencias de Taxi contrastan con los precios que pagan en la actualidad los usuarios de VTC.

Para conseguir una licencia de taxista, muchos conductores tienen que pedir un préstamo personal. En la actualidad, una licencia de Taxi cuesta unos 140.000 euros lo que quiere decir que su precio ha bajado más de un 50% en los últimos años. 

El primer problema al que se enfrentar los taxistas a la hora de pedir un préstamo es que la mayoría de las entidades no dan más de 90.000 euros. En estos casos debería tener ahorrado el 64% del coste de la licencia. 

Si pide un préstamo de 90.000 euros a 8 años tendrá que pagar unas mensualidades de 1.191,07 euros. Para hacer este estudio hemos tenido en cuenta una TAE del 6,95% y un TIN del 6,19%.  Los intereses totales a pagar de esta operación ascenderían a 24.342,72 euros. 

Las licencias VTC partieron de unos precios muy económicos, por unos 35 euros se podían conseguir en las comunidades autónomas. La fuerte demanda de las licencias ha provocado que en algunos casos su precio se dispare hasta los 50.000 euros.