Categoría |

Artículo sobre actualidad económica


Todo sobre ahorro e inversión, actualidad y análisis sobre economía y finanzas personales.

Así es la mansión de 178 millones de Bill Gates: 24 baños y una habitación de camas elásticas

La residencia del fundador de Microsoft tiene una extensión de 6.000 metros cuadrados, un embarcadero privado y una piscina olímpica.


Las excentricidades de las personalidades más ricas del mundo nunca dejan de sorprender. Aunque en España hay 180.000 personas que declaran un patrimonio superior a 700.000€, según la Agencia Tributaria, nadie ha igualado aún la casa en la que vive Bill Gates, el cofundador de Microsoft junto con Paul Allen, y considerado como el segundo hombre más rico del mundo según la revista Forbes.

Entre los años 2011 y 2018 se llevó a cabo la construcción de una mansión hecha a capricho que combina tecnología y naturaleza de una forma magistral. Aunque Gates no ha tenido que acudir a una hipoteca para financiar su casa, se sabe que la propiedad está valorada actualmente en 178 millones de dólares y la parcela tiene una extensión de 6.100 metros cuadrados.

Bautizada como Xanadu 2.0 en homenaje a la mansión del protagonista de la película Ciudadano Kane, está situada a las afueras de Seattle, en una zona llamada Medina donde también posee su vivienda el fundador de Amazon, Jeff Bezos.

 

¿Cómo es el interior de la mansión?

La vivienda cuenta con múltiples estancias y habitaciones destinadas a diferentes servicios: 24 baños (de los cuales 10 son baños completos y el resto aseos), 6 cocinas totalmente equipadas, 7 habitaciones, un comedor para 200 invitados, una sala de cine para 20 personas, así como varios aparcamientos con espacio para acoger hasta 23 coches.

Dispone de una biblioteca de más de 200 metros cuadrados que alberga obras como el Codex Leicester, una recopilación de textos y dibujos realizados por Leonardo da Vinci en el siglo XVI y que le costó a Bill Gates 31 millones de dólares. Además, cuenta con 20 sofás, una máquina de palomitas y refrescos, así como dos pasadizos secretos a los que se accede activando unas palancas escondidas en ciertos tomos falsos de la biblioteca.

La afición de la familia Gates queda patente en su sala de ejercicios de 232 metros cuadrados, con sauna incluida, en la habitación dedicada exclusivamente a una cama elástica, o en el edificio que contiene una piscina de dimensiones olímpicas.

 

Una casa inteligente con las últimas innovaciones

Resulta lógico pensar que el creador de uno de los softwares más populares del mundo tendrá las mejores y más originales innovaciones tecnológicas en su casa. Y efectivamente, así es.

Cuando un invitado entra a la mansión se le entrega un microchip a través del cual se regula la temperatura, la iluminación o la música de cada habitación en la que esté. Además, gracias a los altavoces escondidos en las paredes, la música acompaña automáticamente al invitado en todo su recorrido por la mansión.

Para personalizar la decoración al gusto de cada uno, los Gates optaron por colocar pantallas de ordenador en sus paredes, en lugar de tradicionales cuadros, que muestran sus fotografías o cuadros favoritos, pero que el invitado puede cambiar libremente. Estas pantallas están valoradas en más 80.000 dólares.

La piscina a la que dedicaron un edificio independiente de la casa principal, cuenta con un sistema de regulación de la temperatura del agua al gusto del bañista, así como un equipo de sonido subacuático que permite escuchar música bajo el agua sin necesidad de cascos.

 

El exterior: naturaleza y tecnología van de la mano

Bohlin Cywinski Jackson fue el estudio de arquitectura encargado de realizar el diseño de la propiedad de la familia Gates, atendiendo a las demandas de los dueños de integrar la vivienda con el entorno natural en el que se encuentra.

En este sentido, la casa fue construida con un estilo exterior rústico empleando madera de pinos de más de 500 años de antigüedad. A pesar de que la vivienda está orientada hacia el Lago Washington, Bill Gates pidió la creación de un arroyo artificial que desembocase en el lago. Además, la vivienda tiene un embarcadero privado con barcos y canoas para poder navegar cómodamente.

La mansión cuenta con numerosos espacios verdes e, incluso, una playa privada con arena importada de la isla de Santa Lucía. En concreto, el empresario tiene especial cariño a un árbol de 40 años de antigüedad que tiene monitorizado 24 horas al día por un ordenador que detecta los niveles de agua y es regado de forma automática.

 

Casi 400 vidas para pagar la casa de Bill Gates

Todo el mundo sueña con tener una casa como la de Bill Gates, pero ¿cuánto costaría realmente tener una vivienda así? Calcula aquí tu hipoteca.

Pongamos un ejemplo: un ciudadano español cobra de media, según un informe realizado por Adecco y Barceló & asociados con datos del INE y del Eurostat, 1.639€ mensuales, es decir, aproximadamente 20.000€ al año. Para acceder a una hipoteca se requiere de media el desembolso del 27,5% de los ingresos, tal y como se desprende de los últimos datos de Sociedad de Tasación, por lo tanto, para pagar la hipoteca el solicitante debería pagar unos 5.400€ al año.

Si aplicamos estas cifras a una vivienda con valor de 178 millones de euros, los resultados indican que el ciudadano tendría que vivir 32.963 años para poder concluir los pagos. Teniendo en cuenta que la media de vida en nuestro país se sitúa en torno a los 84 años, un español tendría que vivir 392 vidas para poder pagar una casa como la de Bill Gates. 

¿Y si hacemos el cálculo contrario? Imaginemos que lo que se solicita es una hipoteca por 178 millones de euros a un tipo de interés del 2% en un plazo de 30 años. En este caso, la cuota mensual ascendería a 657.922,66€. Eso sí, el total que se pagaría sumando gastos e intereses a dicha hipoteca sería de 236.852.158,10€, de los cuales casi 59 millones de euros corresponderían exclusivamente a los intereses, en concreto, 58.852.158,10€.